Microempresarios afiliados a ASOPRO San Ramón recibieron taller “Formación de Capacidades Administrativas”

Karen Rojas  | karenperiodicoelsol@gmail.com

OCCIDENTE. El taller estuvo dirigido a microempresarios de la zona de Occidente afiliados a ASOPRO San Ramón y su enfoque fue la “Formación de Capacidades Administrativas”, mediante el cual se logró abarcar las distintas áreas de la Administración de Empresas en forma resumida y sencilla para el entendimiento y aplicación por parte de los beneficiarios.

Tenemos gente desde Carrera Buena, Zapotal, Piedades Sur, Piedades Norte, San Ramón Centro, San Juan, hay de diferentes lugares, son microempresarios, es gente con muchas ganas de trabajar pero que por su situación, muchas veces no tienen las capacidades administrativas que les permitan desarrollar o tener los conocimientos necesarios más oportunos para el desarrollo de su negocio”, comentó Grisel Fernández, directora ejecutiva de ASOPRO San Ramón.

Entre los proyectos de los 15 microempresarios participantes se encontraban una pizzería, confección y venta de cortinas, fábrica de ropa, venta de libros, productos de queso, miel, entre otros

“Es un plan piloto a nivel nacional se logró bajo la coordinación de Fondos de Banca para el Desarrollo  y ASOPRO San Ramón que fue el que de alguna manera empezó a canalizar la opción para desarrollar este taller acá”, indicó  Fernández.

El taller pretendía dar herramientas a los microempresarios para enfrentarse al mundo competitivo y afrontar las diferentes gestiones de su negocio.

“Lo bueno de esto que ellos nos enseñaron fue como impartirse en el trabajo, como realizarse como taller y como vendedora, aparte de eso cuales son las herramientas con las que tenemos que trabajar, yo siento que  tenemos herramientas de trabajo ahora con la ayuda ellos”, expresó Gladis Moreno, microempresaria de fábrica de ropa.

Además relata que aprendió demasiado, principalmente en áreas como lo son las ventas y finanzas, para Gladis el aprendizaje fue excelente y aunque los proyectos fueron un poco duros, indica que la paciencia de los profesores fue de gran ayuda.

La capacitación tuvo una duración de cuatro meses y medio, periodo durante el cual los microempresarios asistían una día por semana durante 5 horas.