Operaciones de pterigion y cataratas se habilitan en 2018

Mariela Solórzano | msolorzano@elsoldeoccidente.com

A partir de febrero del 2018, aquellos pacientes que requieren una cirugía de catarata y de pterigion, procedentes de diferentes partes del país, serán operados, en la Clínica Oftalmológica, en un programa especial aprobado recientemente, por la Junta Directiva de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

La gerente médica de la CCSS, María Eugenia Villalta Bonilla, , explicó que la decisión se adoptó como parte del Plan de Atención Oportuna que la institución tiene en marcha desde el 2015 y que ha permitido mejorar infraestructura, equipamiento, mejorar procesos y reforzar diferentes servicios con más recurso humano.

Los paciente serán operados en horario vespertino,  es decir a partir de las cuatro de la tarde y  los pacientes que se incluirán en esta nueva jornada de producción serán llamados por personal de la CCSS en los próximos días y serán valorados a partir del mes de diciembre por los especialistas en la Clínica Oftalmológica.

Según las autoridades médicas, se espera en esta oportunidad, operar 2 400 pacientes con c, ya en el anterior, la entidad médica efectuó 2832 cirugías de cataratas; también realizó 1000 intervenciones quirúrgicas de cataratas en la jornada de producción que realizó recientemente y que también funcionó con horario vespertino.

Según Marisela Salas, médico de la Clinica Ofamologica, el pterigion es un problema frecuente en el territorio nacional, pero que no produce mayores complicaciones y suele presentarse por la exposición a factores de riesgo como el sol, polvo, arena,  viento, productos químicos y contaminación.

Por su parte, las cataratas es la opacidad del cristalino que es la lente que permite enfocar la luz a medida que esta pasa hasta la parte posterior del ojo.  Cuando una persona tiene catarata el cristalino se nubla es que como su la persona estuviera mirando a través de un vidrio o un parabrisas empañado o empolvado; en estos casos el paciente puede tener visión borrosa, ver doble, mucha sensibilidad a la luz, tener dificultad para ver de noche o necesita más luz para leer o ver los colores brillantes un poco amarillentos.