La Barra Imperial llegó con un concepto ambiental sostenible

Promete experiencias para todos los gustos

 
Karen Rojas
karenperioricoelsol@gmail.com

PALMARES Para este año La Barra se propuso como reto ser la primera barra sostenible con tres grandes objetivos ser cero desechos, agua positivo, y carbono positivo.

Según se anunció, se planea lograr no mandando ningún desecho al relleno sanitario como tradicionalmente se hace en todos los eventos. Además, adicional a la iniciativa de separar los envases plásticos y las latas, trabajarán en separar el desecho orgánico que se genere en El Patio y en La Barra para convertirlo en abono orgánico.

Como parte del reto se encuentra lograr ser agua positiva, toda la huella de agua será medida, tanto el consumo de todas las actividades como el desecho del agua residual. De acuerdo a lo expuesto, por encima del resultado se realizará una compensación con protección de bosque, con lo que se busca superar y darle a la naturaleza más agua de la que se consumió.

Asimismo, el último objetivo es ser carbono positivo midiendo todas las emisiones antes, durante y después de la actividad, y del mismo modo subsanar la huella. Se considerarán en este punto los vuelos aéreos de los artistas, traslados, hospedaje y consumo de combustible de los vehículos.

“Es el primer año que La Barra es carbono positivo, eso significa que compensamos más de la huella de carbono que nosotros hacemos, y también los consumidores al comprar sus entradas, su huella de carbono de transporte de San José a La Barra Imperial y de regreso es mitigada”, comentó Juan José Altmann gerente de marca.

Por otra parte, en esta ocasión La Barra llega con una filosofía de ofrecer a los visitantes un día para cada gusto, con artistas que van desde el género tropical, urbano, electrónico, el reggae y la música nacional.

En cuanto a sus dimensiones, según se informó este año es la más grande construida hasta el momento. En primera instancia se percibe más pequeña por la forma rectangular en la que fue construida para lograr una mayor cercanía del púbico con los artistas.

Incluyen en su estructura 220 luces, 9 camerinos distribuidos entre artistas, bailarines y DJS, y la tienda de conveniencia MUSI.

Por su parte, El Patio regresa más grande, con una oferta gastronómica para que las personas puedan comer a la vez que toman y crear una conciencia de consumo responsable, además hay un sitio habilitado para que los que deseen puedan consumir agua de forma gratuita.

“La Barra Imperial es un espacio Pura Vida para disfrutar y hacer de este país un mejor lugar”, expresó Altmann.