Infartos y derrames se presentan en personas cada vez más jóvenes

Karen Rojas
karenperiodicoelsol@gmail.com

SALUD. Mientras que en el periodo 2011-2014 los diferentes servicios de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) atendieron entre 945 a 996 casos de pacientes con infarto agudo del miocardio con edades que oscilaron entre los 20 y los 64 años, en el 2015, atendieron 1 096 y un año después a 1 080 personas.

Según datos dados por la CCSS, con los accidentes vasculares cerebrales se presentó el mismo fenómeno: entre el 2011 y el 2015 recibieron atención entre 280 y 380 personas del mismo grupo de edad (20 a 64 años), pero un año después, ese número fue de 443 casos.

Para el doctor Roy Wong McClure, epidemiólogo de la CCSS y quien coordina el sistema de Vigilancia de Enfermedades Crónicas No Transmisibles en la citada institución, la situación es preocupante, toda vez que estos padecimientos son causas de discapacidad y de muertes prematuras.

El especialista expresó que tales padecimientos están atacando cada vez más a personas jóvenes pues en el pasado se concentraban en personas que superaban los 64 años y ahora se empieza a observar el aumento en un grupo de menor edad.

Además, destacó la importancia de que la población adquiera consciencia y adopte prácticas que la protejan y elimine todos los factores de riesgo que favorecen la gestación de estas enfermedades tales como: el sedentarismo, el sobrepeso, la obesidad, la hipertensión, el estrés y el tabaquismo.

Se menciona también lo relevante que es realizar actividad física constante, como la natación, las caminatas de al menos 30 minutos al día y el baile.

El mismo modo se considera fundamental controlar el peso, la presión arterial y la diabetes y en este sentido destacó la importancia de elevar el consumo de agua, legumbres, frutas y verduras y reducir el consumo de sal, grasas y azúcares.

Entre otros de los aspectos se debe estimular es el abandono del tabaquismo y la escogencia de escenarios que estén libres de esa sustancia adictiva como lo está pregonando la CCSS en la campaña que mantiene en este momento en el aire.