Agricultura, Comercio y Pymes solicitan mayor apoyo a próximo Gobierno

En menos de dos semanas, Costa Rica dará inicio al proceso final para la elección del Gobierno de la República, periodo 2022-2026.  Y decimos dará inicio, porque a la fecha las encuestas de opinión apuntan a que será en una segunda ronda cuando se escoja definitivamente al Presidente de Costa Rica.

A pocos días de que los costarricenses emitan su voto, El Sol de Occidente dialogó con representantes del sector agrícolas, comercio e industria y de pequeñas y medianas empresas para conocer su opinión sobre ¿cuál debería ser el norte del próximo gobierno para fortalecer estos tres campos del quehacer nacional?

Altos precios y poco apoyo golpean a agricultores

Juan Luis Arias, es un agricultor de amplia experiencia en la comunidad de Bajo Zúñiga de San Ramón. A lo largo de su trabajo ha visto pasar no uno, sino varios gobiernos de distintos partidos políticos, de que quienes siente han quedado en deuda, por lo hablar de crisis en la actualidad es una sumatoria de muchos años.

“Uno como agricultor tiene muchas expectativas de cada presidente. Desde hace muchos años, uno siempre espera que el gobierno se fije en el agricultor, pero la realidad es que casi que ninguno lo ha hecho”, afirma.

En palabras de Arias, las autoridades le ponen mucha atención al sector llamado pobre de nuestro país, pero a quienes se encargan de producir una parte de lo que comemos no se les extiende una mano real de ayuda.

“En el actual gobierno podrán argumentar muchas coas, como la pandemia, pero desde un inicio no hubo política hacia al sector agrícola”, aseguró Juan Luis.

Puso como ejemplo la compra de un saco de fertilizante, el cual hace un año estaba en 15 mil colones y ahora está en 40 mil colones.

“El costo de este insumo prácticamente se triplicó, mientras que el producto que uno tiene en producción, prácticamente no se ha movido ni un cinco”, lamentó.

De acuerdo con el informe “Costa Rica Mercado laboral en el Sector Agropecuario III trimestre 2018 – III trimestre 2021”, publicado en el mes de diciembre de 2021 por la Secretaría Ejecutiva de Planificación Sectorial Agropecuaria, en la fuerza de trabajo del Sector Agropecuario en el tercer trimestre 2021 se estimó en 259.913 personas, lo que equivale a decir 10.724 personas menos que la estimada en el mismo trimestre del 2020, lo que significó un descenso de un 4,0%.

Los agricultores enfrentan precios altos en los insumos.

Este mismo estudio indica que por grupo etario, un 48,3% de las personas empleadas en el Agro tenían 45 años o más (109.421 personas), 74.631 personas se ubican en el grupo de edad de 45 a 59 años y en este grupo en el cual se concentra la mayor población ocupada (32,9%); mientras que un 12,5% se ubicó en el grupo de 15 a 24 años correspondiente a la población joven.

A la luz de panorama laboral, Juan Luis Arias estima que además sentarse a analizar el problema del agro, se deben adoptar medidas para buscar incentivar no solo al agricultor de años (de edad avanzada), sino en el joven.

“Hay jóvenes con estudio que no tienen un trabajo seguro y hay que incentivarlos para que vuelvan o busquen producir. Costa Rica tiene materia para producir lo que consumimos, pero las políticas de gobierno, por intereses o lo que sea, prefieren importar que producir”, dijo.

Agregó: “Si importamos ¿qué hacemos con los pobres agricultores, el que tiene un pedacito de tierra para salir adelante. El presidente que viene y los que estuvieron debieron pensar más en esa parte. Los que estamos en el campo somos personas con canas y hay que buscar fórmulas para que el joven se incentive a buscar producir”.

Un país más ágil y menos caro para el comercio

El sector comercial de Costa Rica tiene muy fresco en su memoria, todos los problemas que trajo la pandemia por Covid-19 en nuestro país. El coronavirus dejó como saldo muchos establecimientos cerrados, personal despedido y sus expectativas de crecimiento se vieron frenadas.

Medidas como lo cierres prolongados, horarios restringidos, salarios reducidos, atrasos con los inventarios, así como la incertidumbre de no saber qué medidas implementarían las autoridades sanitarias, fue parte de las preocupaciones que vivieron los comerciantes.

Derwin Orozco, presidente de la Cámara de Comercio de San Ramón.

Pero más allá, de la emergencia que produjo el Covid en este sector, los representantes de Cámaras de Comercio esperan que las futuras autoridades gubernamentales adopten acciones que favorezcan realmente la actividad comercial.

Derwin Orozco Barrantes, presidente de la Cámara de Comercio de San Ramón, destacó que lo primero es cambiar la manera de pensar en el sentido de volver los ojos a la empresa privada y empresas pequeñas, emprendedores, porque las últimas administraciones han estado como en contra.

“La pandemia vino a terminar de golpear al sector. Las acciones tomadas fueron pocas, parecía como que querían terminar de matar al sector. Es necesario entender que la empresa privada es la que produce la mayor cantidad de empleos y dividendos y dinero para sostener todo el gobierno”, explicó.

Para el dirigente, esto tiene que sumarse a acciones concretas en la disminución de trámites. “Todos hablan de eso, pero las acciones son pocas. La tramitología debe ser menos, que sea fácil poner una empresa, no trabar tanto el surgimiento de empresas. Ahí también deben entrar los gobiernos locales, que puedan arrancar pronto”, afirmó.

Por otra parte, Orozco Barrantes señaló que las cargas sociales es algo en lo que el gobierno debe intervenir, porque “hay que disminuir las cargas y permitirles a las empresas respirar, sobre todo a los emprendedores o microempresarios que requieren ir con cargas menores”.

En ese sentido apuntó que las autoridades deberían permitirles comenzar con cargas reducidas, permitiendo que entren en la formalidad.

“La Caja Costarricense del Seguro Social debe hacer acciones concretas con medidas flexibles en casos de jornadas con menos horas. El independiente debería tener menor carga impositiva con respecto a la Caja. Al reducir estas cargas, eso permitiría atraerlos a la formalidad”, sostuvo.

Otro tema que el presidente de la Cámara de Comercio de San Ramón planteó es el relacionado con la Banca de Desarrollo.

“Ha sido imposible que los emprendedores, pequeñas y medianas empresas puedan acceder, los requisitos cierran las puertas. Las garantías no deben ser reales, hay que buscar otra forma que en se pueda acceder dinero para comenzar, hay que transformarla”, aseguró.

Derwin Orozco   opina que también se debe fortalecer el sistema de zonas francas, no dejarlo caer, no meterle impuestos como algunos partidos desean.

“No solo quedarse con zonas francas, sino apoyar las empresas locales que no están logrando insertarse en el comercio. Hay que ir por las empresas de zonas francas, pero también con el comercio local, con mecanismos de acción de las instituciones en poder capacitar a estas empresas que se fortalezcan”, añadió.

Por otra parte, destaca que debe haber una mayor transparencia para que las pequeñas empresas puedan participar en las compras del gobierno. “El sistema de compras del gobierno debe ser más fácil y transparente y poder fortalecerse”, dijo.

A este tema se debe sumar el realizar un análisis sobre los costaos de producción, los cuales son altos en electricidad y combustibles. “El nuevo gobierno tiene que hacer un enfoque para reducir el costo de producir, para ser competitivos interna y externamente. Los costos de insumos a materias agrícolas, hay que eliminar impuestos que son más caros recogerlos que lo que genera y hay que revisar tasas e impuestos que encarecen la labor agrícola y nos están sacando de la exportación”, sostuvo.

Finalmente, explicó que se debe revisar las instituciones públicas y mantener las que sean eficientes, efectivas. “Algunas deben revisarse si deben seguir o se deben unir con otras. Evaluar que sean eficientes. Que faciliten la ayuda a los ciudadanos sobre todo los empresarios que generan empleo e impuestos”, concluyó.

Pymes requieren mayor apoyo

Johan Rodríguez Campos es Gestor Pyme acreditado por el Ministerio de Economía, Industria y Comercio MEIC, además de ser el Director Ejecutivo de la Cámara de Comercio de Palmares.

En su criterio, el nuevo gobierno debe darle la importancia al sector de las Micro y Pequeñas Empresas que se merece, ya que actualmente más del 80% del parque empresarial del país son Pymes y estas son las principales generadoras de empleo.

En su opinión se debe trabajar en dos ejes:

Una estrategia país de reactivación económica  

Esta estrategia debe tener una serie de acciones y medidas económicas que impacten al parque empresarial pyme de manera inmediata y urgente, entre las más importantes está potenciar los beneficios de la condición Pyme que emite el MEIC y la ley N° 8262 (Ley de Fortalecimiento de las Pequeñas y Medianas Empresas) con reducción de cargas sociales e impuestos a las pymes, por ejemplo, aplicar algunos de los beneficios e incentivos que tienen las empresas de zonas francas a todas las pymes.

“Debe existir una plataforma digital donde las pymes puedan tener acceso y conocimiento de cuales son todos esos beneficios a los que tienen derechos y que este acompañada de una campaña de comunicación y capacitación para darlas a conocer”, detalló.

Rodríguez coincide que la Banca para el Desarrollo realmente debe estar dirigida a las pymes y accesible con condiciones especiales. Ejemplificó con que el mayor porcentaje de recursos de Banca para el Desarrollo actualmente son administrados por seis bancos privados, estos recursos deberían de estar en la banca pública a disposición de los emprendimientos y las pymes de todos los sectores.

Las Pymes representan una de las mayores fuerzas de producción en nuestro país.

Otra de las acciones debe ser una verdadera simplificación de trámites para poder emprender y crecer los negocios, eliminar la burocracia y la duplicidad de requisitos entre instituciones, sancionar a los funcionarios públicos que no apliquen la ley N° 8220 (Protección al ciudadano del exceso de requisitos y trámites administrativos), facilitar la formalización de los negocios, que se premie a quien quiera formalizarse y tener todo en regla.

“Hay que evitar pase lo que actualmente sucede cuando alguien llega a formalizar su emprendimiento, más bien se le castiga y se le cobran cargas e impuestos acumulados de años anteriores”, citó.

A ello se debe sumar el promover y exigir los encadenamientos productivos en las instituciones públicas, que las pymes realmente le puedan vender al estado. “Por último, no más restricciones y cierres al comercio, crear planes de salvamento a las pymes afectadas, como por ejemplo una amnistía por la pandemia para reactivar la economía”, agregó.

Articulación de los actores del ecosistema

De acuerdo con Rodríguez, es prioritario una estrategia de articulación de los actores del ecosistema empresarial para crear un ambiente y condiciones para emprender y que las pymes se puedan potenciar y escalar con acompañamiento y financiamiento.

Entre los actores más importantes están las Instituciones públicas que atienden al sector empresarial, como el MEIC, MAG, ICT, INDER, IMAS, INAMU, PROCOMER entre otros, que estas instituciones diseñen planes de acompañamiento para fortalecer a las pymes y que no mueran en el intento.

“Otros de los actores importantes es la Academia; Universidades, INA, TEC, incubadoras y aceleradoras de negocios. En este punto es importante que las Universidades que tienen programas de incubación, aceleración y fondos no reembolsables también lo hagan en las zonas rurales o fuera del GAM, en la actualidad tiene más opciones un emprendedor en San José de tener acceso a aceleración, incubación o capital de riesgo que uno de una zona rural o fuera del GAM”, aseguró.

Según Rodríguez, otros de los actores es la banca pública y privada, Banca para el desarrollo, Capital semilla y Capital de riesgo para ideas de negocio, el acceso a financiamiento debe estar a disponibilidad de las pymes con condiciones diferenciadas, sin solicitud de garantías o prendas, las pymes necesitan capital de trabajo.

“La tecnología debe estar al alcance de las pymes la Nueva Promotora Costarricense de Innovación e Investigación del MICITT debe poner a disposición de las pymes y emprendedores herramientas tecnológicas gratuitas para potenciar sus negocios, así como fondos no reembolsables para generar la innovación en las pymes y escalar a emprendimientos dinámicos e innovadores competitivos en el mercado”, finalizó.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*