Comité de Cruz Roja en San Ramón, un modelo de sostenibilidad administrativa y social

SAN RAMÓN | Fue por el año 2002, aproximadamente, que el Comité de la Cruz Roja Costarricense destacado en el cantón de San Ramón comenzó a marcar la historia en el desarrollo administrativo-económico de la Benemérita Institución.

Desde este comité surgió el programa Familias Contribuyentes, una iniciativa que comenzó como un mecanismo para que los pobladores ramonenses extendieran su mano solidaria a fin de mejorar la atención prehospitalaria, brindada por la Cruz Roja en San Ramón. El modelo se replicó en otras localidades de nuestro país.

Juan José Alvarado, uno de los impulsores de la iniciativa del Comité local, dijo en una entrevista publicada por el desaparecido El Norte/Al Día, en el año 2004, que “el Programa Familias Contribuyentes, pionero en el país desde hace dos años y medio, ha cosechado logros como la compra de una ambulancia nueva equipada y mejora de la atención. Sin embargo, indicó que se pretende mejorar la seguridad del ciudadano, con mejores equipos, socorristas más preparados, auxilio oportuno y con una nueva unidad todo terreno para atender las zonas rurales del cantón”.

Para ese entonces Alvarado, coordinador del Programa Familias Contribuyentes, explicó que en el período que tienen de funcionar como proyecto había recaudado unos ¢25 millones, de los que se invirtieron ¢15 millones en la compra de la nueva unidad, así como equipo médico.

“Las limitaciones son una debilidad de la institución, y no podemos solicitar ayuda para subsistir. San Ramón necesita y merece una atención de calidad, más eficiente, con personal más preparado y equipo moderno”, aseguró.

En el año 2004, el aporte económico llegaba aproximadamente de unas 2 mil familias. Alvarado anunció, en ese entonces, que “el dinero que se recaude será para mejorar la formación de los socorristas, y varios recibirán preparación en la Facultad de Medicina de la Universidad de Costa Rica. A pesar de que se contará con becas, el costo es alto, y ese personal más capacitado ayudará a brindar un servicio más profesional con paramédicos las 24 horas”.  

Familias Contribuyentes ha dado un fuerte apoyo al Comité de Cruz Roja de San Ramón.

“Aún se mantiene el Programa de Familias Contribuyentes. Ha sido un proyecto de gran impacto para el comité, ya que el mismo ha permitido recaudar una suma importante de fondos que permiten el funcionamiento y la constante mejora de nuestros servicios”, destacó Hermelink Chinchilla Corrales, actual gestor de proyectos del Comité.

En este sentido, los fondos y/o contribuciones recaudadas a partir del programa permite la compra de insumos, equipos, mantenimiento de unidades y del comité, pago de salarios, entre otros. 

“Cabe señalar, que este programa fue una de las principales estrategias que propició que el comité siguiera funcionando en esta pandemia por Covid-19”, subrayó el dirigente.

Enfatizó que dentro del programa no se utiliza la palabra socios sino contribuyentes, ya que de manera voluntaria la persona apoya al Comité a través de su aporte económico.  Asimismo, no es un cobro como tal, porque la persona no está obligada a dar este recurso y puede desistir de dar el mismo en el momento que crea conveniente; es por ello que, la persona se compromete por medio de un previo acuerdo a dar su aporte, ya sea diariamente, por quincena, mensual, semestral o por año. Los medios de pago pueden ser en efectivo, a través de sinpe móvil, deducción bancaria y transferencias.

“Al ser un acto voluntario no se hace referencia a que tendrán un beneficio como tal, por un principio de imparcialidad que caracteriza a la Cruz Roja Costarricense; sin embargo, como parte del agradecimiento a la población contribuyente y en el marco de las posibilidades y disponibilidades que tenga el Comité, se le apoya en el préstamo de ciertos equipos como sillas de ruedas, camas, muletas y en el caso de contar con unidades disponibles se realizan egresos, descuento en traslados, entre otros”, puntualizó.

Cuentas ante Junta Regional de Alajuela

Desde hace ya algunos años, el Comité de la Cruz Roja de San Ramón fue integrado en una iniciativa, mediante la cual forma parte del proceso de regionalización, mediante el cual el Comité ramonense quedó inscrito con la Junta Regional de Alajuela.

“El Comité Auxiliar de Cruz Roja en San Ramón debe dar cuentas a la Regional de todas sus acciones y esta última dar cuenta a Cruz Roja a nivel central. Entre las acciones  que se deben informar a la regional y en otros casos solicitar aprobación son: compras y/o adquisión de activos o cualquier otro tipo de suministro, dar cuenta de actividades realizadas y programadas, temas de contrataciones, de personal, de operaciones, entre otros. En este caso, todo proceso o acción por parte del comité debe ser informado y en algunos casos aprobados por la regional”, explicó Chinchilla Corrales.

De acuerdo con el funcionario, en la actualidad los activos del Comité pertenecen a la Cruz Roja Costarricense. San Ramón cuenta, actualmente, con seis ambulancias entre ellas una de doble tracción, además un camión de rescate, tres motos y un carro administrativo.

“Cabe señalar, que si bien se cuenta con este número de activos no todas están en servicio y/o funcionamiento, ya que, por cuestiones de personal contratado, generalmente se encuentran en operación 2 ambulancias; asimismo, los días que se cuenta con personal voluntario se activa algún otro vehículo para la atención de emergencias”, añadió.

De acuerdo con Hermelink Chinchilla, el mantenimiento es uno de los rubros de mayor inversión. En este caso existe un sistema de vigilancia para llevar un control del mantenimiento concerniente al cambio de líquidos y aceites lubricantes, el cual se basa en el kilometraje que recorre el vehículo según la cantidad de trabajo que tenga asignada.

“En cada guardia se realiza una inspección básica de la unidad según el formulario de revisión diaria de ambulancias, donde se cuantifica su condición y por lo tanto en caso de ser necesario darle el mantenimiento respectivo en el taller previamente autorizado”, sostuvo.

El Comité de San Ramón cuenta con seis unidades sencillas y una doble tracción.

A nivel de recurso humano, el Comité ramonense cuenta con trece miembros del personal permanente, 38 voluntarios activos, 2 en Gestión de Riesgo, 6 personas en el área de Juventud, 4 personas en Gobierno y Dirección. Asimismo, 10 aspirantes que se encuentran actualmente llevando el proceso de Gestión de Voluntariado, que pasaran a ser parte del personal voluntario de la institución.

“Al proceso para ser voluntarios/as de la institución se le denomina Ciclo de Gestión del Voluntariado, el cual busca el reclutamiento de personal interesado para ser voluntario del movimiento. Para llevar a logística de este proceso se coordina una comisión encargada de liderar y marcar el rumbo y los lineamientos”, detalló Chinchilla Corrales.

Este proceso integra una serie de reuniones presenciales, virtuales, así como capacitaciones (presenciales, virtuales y bimodales) que son indispensables para que los aspirantes puedan completar su formación dentro de la institución.

Entre las capacitaciones reciben: Curso Básico de Primeros Auxilios, DIH, Stay Safe, Código de Conducta, Acceso Más Seguro, BLS, entre otros. Uno de los cursos principales, corresponde al Asistente en Primeros Auxilios, el cual se caracteriza por ser un curso bimodal (virtual y presencial) de un cuatrimestre donde los aspirantes se forman en temas indispensables de primeros auxilios, este curso cuenta además con una práctica supervisada de mes y medio donde pondrán en práctica los conocimientos adquiridos.

“El proceso de reclutamiento es abierto a toda la población y edades; cabe señalar que existen diferentes áreas en las que pueden ser voluntarios (Juventud, Operativa, Gestión de Riesgos, Gobierno y Dirección). Para ser parte del mismo, se debe acercar a las instalaciones para informarse sobre el periodo de reclutamiento, posterior a ello esperar a que se coordinen el proceso de entrevista y posteriormente se asignan las fechas para su formación. En general, todo el proceso de inducción lleva una duración de aproximadamente un año, el cual puede extenderse según ciertas circunstancias (disponibilidad de los instructores/as, permisos, recursos, entre otros.)”, agregó.

Otras alternativas de financiamiento

El Comité Auxiliar de Cruz Roja en San Ramón cuenta con dos oficinas de cobro, una al costado este de Correos de Costa Rica y la otra en las instalaciones de la Cruz Roja como tal; entre los tramites que realiza la Oficina de Cobros se encuentra: el pago de bienes y servicios, transferencias, depósitos, pago de planillas, seguros, pensiones, marchamos.

El horario establecido es de lunes a viernes de 7 30 a.m. a 4 p.m. El pago de estos servicios o trámites permite a los usuarios colaborar con el Comité y apoyar a la institución para que pueda seguir operando y mejorando sus servicios. Asimismo, a finales de año con el pago de marchamo se realiza un sorteo como forma de agradecimiento a la población usuaria por confiar en la institución.

La Cruz Roja ramonense ha desarrollado en los últimos años distintas actividades para recaudar fondos.  Entre ellas, se han efectuado Motocross, Tope y Show Humorístico. Estas acciones han tenido un impacto positivo en las finanzas, ya que lo recaudado en dichas actividades ha permitido el pago de planillas, pago de insumos y deudas, entre otras.

“La pandemia tuvo un impacto en el comité ya que las actividades se suspendieron por casi dos años, entre ellas El Tope, El Bingo, Motocross y el Show Humorístico, entre otras. Sin embargo, se establecieron estrategias que lograron hacer frente a dicho impacto, entre ellas la continuación del Programa de Familias Contribuyentes, el cual fue un gran aporte estas contribuciones para que el Comité siguiera operando de manera continua sin tener que cerrar como en el caso de otros comités”, describió Hermelink Chinchilla.

El tope que organiza el Comité de la Cruz Roja ramonense es uno de los más llamativos del país.

Asimismo, una de las estrategias aplicadas fue la realización de Express durante esta época para que las familias no tuvieran que salir de sus hogares y con ello no exponerse. Funcionarios hacían las compras de insumos, alimentos, medicamentes, entre otros y se les llevaba a las familias a su hogar; con ello, se logró recaudar nuevos ingresos que hicieron frente al freno de las otras actividades. 

“La razón de éxito, sin duda, ha sido la gran logística que se ha tenido al organizar las actividades, el tiempo de planeamiento que en muchas de las actividades requiere un gran periodo de tiempo (ejemplo, el tope que se planea con un año de anticipación), el trabajo en equipo, en el cual ha participado personal permanente y voluntario del comité, la comunidad en general, la municipalidad y varias instituciones no gubernamentales que han apoyado en la realización de las mismas (Acompáñame, Club de Leones, etc.)”, subrayó el promotor.

¿Cuáles son los proyectos a corto y mediano plazo del Comité, tanto a nivel de inversión de equipos o desarrollo institucional?

En cuanto a actividades a corto plazo, se tiene agendado el sorteo electrónico y para finales de año la carrera neón.

En cuanto a la inversión de equipos y desarrollo institucional se ha estado trabajando en el cambio de flotilla y a largo plazo la construcción de un nuevo edificio.

¿Qué necesidades tienen identificadas en el Comité y que la comunidad podría colaborar para tratar de minimizarlas?

A nivel interno se puede hacer mención al Cambio de flotilla, incrementar el número de personal tanto contratado como voluntario, así como la mejora de equipos.

A nivel externo, podemos hablar de la necesidad de sensibilizar a las comunidades en cuanto a los casos que se constituyen verdaderas emergencias y aquellos que pueden ser atendidos en una clínica o EBAIS, esto ya al ser la comunidad de San Ramón un territorio muy amplio geográficamente, en muchas ocasiones el servicio que se brinda es tardío porque se están atendiendo otras situaciones que si bien son importantes no son consideradas emergencias como tal que requieran del servicio de urgencias.

Hubo una época en que la Cruz Roja debió cerrar comités por problemas económicos, ¿Qué hacía o hizo la diferencia en aquel momento para que San Ramón se mantuviera a flote?

En el caso del comité auxiliar en San Ramón no fue necesario cerrar, ya que se implementaron, como se mencionó anteriormente, nuevas estrategias que hicieran frente a este impacto. En este sentido, siempre se hicieron proyectos solo que se adecuaron a la situación y la necesidad que estaba teniendo la comunidad.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*