Cultivarte impactará positivamente en zona conflictiva de Alajuela

Centro cultural y recreativo construido en El infiernillo

Andrés Castro
acastro@elsoldeoccidente.com

ALAJUELA. La comunidad de Santa Rita en Barrio San José, es uno de los lugares más conflictivos del cantón. Conocido como El Infiernillo, carga con ese estigma por acontecimientos generalmente vinculados al expendio de drogas.

El mes anterior, como parte de una alianza del Banco Davivienda y la Municipalidad de Alajuela, se inauguró el centro cultural y recreativo Cultivarte. Iniciativa implementada por la entidad financiera en otros países de la región que busca impactar positivamente en niños de 6 a 12 años.

Este espacio se convertirá en el punto de encuentro para que decenas de niños, puedan aprovechar sus tiempos libres con juegos, lecturas y bailes.

“Después de 5 años de estar en Costa Rica, nos hemos dado cuenta que tenemos necesidades similares. Como empresa privada reconocemos que es nuestro deber participar con todas las comunidades en que estamos y poner de nuestra parte para un mundo mejor. Así contribuimos con el correcto uso del tiempo libre de nuestros niños, en la medida que estén alejados de las drogas, la violencia o de otros vicios en las calles, creemos que esos niños van a ser personas de bien”, comentó Pedro Alejandro Uribe Torres, de Davivienda.

Representantes de empresas, la comunidad en general y estudiantes universitarios para desarrollar su trabajo comunal, pueden hacer su aporte, ya que se cuenta con un programa voluntariado. Para más información, puede escribir al correo: allison.villalobos@davivienda.cr.

“La apertura del segundo Cultivarte en Costa Rica forma parte esencial de nuestra filosofía. Nos llena de orgullo, saber que este proyecto crece para impactar de manera positiva a nuestro país y a esta comunidad en particular”, afirmó Arturo Giacomin, presidente ejecutivo de Davivienda.

El centro está habilitado desde el pasado 17 de abril, cuenta con ludoteca, sala virtual, audiovisual y de expresión. Fue construido en 620 metros cuadrados. El primer centro construido en Guácimo de Limón, ha beneficiado a 1.600 menores y recibe en promedio 80 niños por día.