Naranjeño denuncia discriminación en parque de la comunidad

Andrés Castro
acastro@elsoldeoccidente.com

NARANJO. “Al ritmo del amor”, así denominó el gobierno local el concierto de música romántica, amenizado por la Filarmonía Municipal, que se realizó en el parque central.

Sin embargo, no todo fue color de rosa la tarde del domingo 17 de febrero, horas antes del recital. Al menos para Carlos (como lo llamaremos), un naranjeño que departía con su pareja y que denunció públicamente en Twitter una acción que consideró discriminatoria.

“Estaba tardeando con mi novio en el parque (…) en eso llegó un oficial privado a decirnos que las escenas amorosas estaban prohibidas. Le dije que era espacio público y que no veía diciéndole al resto de parejas lo mismo”.

Posteriormente, fueron abordados por 5 oficiales de la Fuerza Pública que amenazaron con multarlos. También, luego del incidente, se sintieron acosados por la actitud hacia ellos de un grupo de mujeres.

Por ese motivo, consultamos a la administración municipal, quienes en un comunicado de prensa indicaron: “Nuestro gobierno local está comprometido con el respeto hacia todas las personas y el trato humanitario sin importar su sexo, edad, raza, preferencia sexual o religión. No toleramos ningún acto de discriminación por parte de nuestros funcionarios (…) esperamos que el resto de ciudadanos actúen de acuerdo a estos valores”.

Sobre el particular, consultamos a la abogada María Fernanda Víquez, quien explicó: “Las escenas amorosas como tal no están prohibidas, pero todo aquello que altere el orden público y vaya contra la moral sí (…) independientemente de la orientación sexual si hay una pareja un poco pasada de tono sí podrían llamarle la atención y dependiendo de la situación llevarlos a la comisaría y abrirles un proceso”.

Es así como está estipulado en casos de exhibicionismo y situaciones pasadas de tono en un espacio público.

“En el caso de él, en que la situación no estaba pasada de tono (…) podrían interponer un proceso por discriminación (…) deben aportar prueba y testigos, les conformarían un órgano director en el que analizan el hecho y podrían llegar a amonestarlos o sancionarlos (…) ir a la vía administrativa para sentar un precedente”.