Palmares , Alajuela

Palmares

Thomas F. Rodríguez, joven palmareño de 17 años, estudiante del Colegio Dr. Ricardo Moreno Cañas, es un joven documentalista que se ha dado a la tarea de recopilar información de historiadores costarricenses y plasmarla en más de 90 documentales, hasta la fecha. Este trabajo puede ser visto en su propio canal en youtube
En esta edición inicia con la historia de Palmares, he aquí la primera parte.

Por ley Nº 68 del 30 de julio de 1888, durante la Administración y Gobierno de don Bernardo Soto Alfaro, el cantón de Palmares se constituye en el Cantón Séptimo de la Provincia de Alajuela.

Posteriormente, el 24 de julio de 1918, durante el Gobierno de don Federico Alberto Tinoco Granados, se promulga la Ley Nº 28 que le confirió a la Villa el título de “Ciudad”.

El cantón de Palmares se divide en siete distritos, a saber: Centro, Zaragoza, Buenos Aires, Esquipulas, La Granja, Candelaria y Santiago

Se dice que el valle de Palmares constituía un gran lago en la Era Cuaternaria.
Palmares está atravesado por el Río Grande que tiene su origen en los montes de Pata de Gallo, sobrepasa San Ramón, y ya en territorio Palmareño recibe el caudal de estos otros afluentes o riachuelos: Quebrada del Peine, Quebrada de El Calabazo, Quebrada Azul o Quebrada Vásquez, Quebrada Los Tres Puentes, Quebrada El Fierro (Zaragoza) y Quebrada Santiago o bien, Río Las Quebrada.

Clima
Por lo que se refiere al clima, este es tropical y lluvioso , considerándosele como templado. Con una temperatura que oscila entre los 16 y 28 grados, que en épocas calurosas llega hasta los 32 grados.
Por lo general, el clima es húmedo y benévolo, apto para toda clase de cultivos.

Palmares, enclavado dentro de la Meseta Central cual “tacita de plata”, está rodeado por los montes del Espíritu Santo, Cerro de don Mario, La Cima y La Piedra de San Isidro, por un lado, y los cerros de Pata de Gallo, La Cruz, La Tinajita, por el otro.

Semeja una gran cacerola rodeada de montes, cuyas alturas oscilan entre los 1.017 m. y los 1.250 m., yendo desde la ciudad hacia las serranías.

Posición geográfica
Palmares, cantón sétimo de la Provincia de Alajuela, Costa Rica, está situado entre las coordinadas geográficas de 10º 02 54” de Latitud Norte y 84º 26 2” de Longitud Oeste, con una anchura máxima de 9 kms de Noroeste a Suroeste.

Linderos:
Sus linderos son: por el Norte, el cantón de San Ramón, por el Sur, los cantones de Atenas y San Ramón, siendo demarcados por el Río Grande, al Este confina con el cantón de Naranjo, y al Oeste, parcialmente con los cantones de San Mateo y San Ramón.

Área y Población:
Con una extensión de 45 kms2, es el más pequeño de los cantones de la provincia de Alajuela, pero el más densamente poblado, con aproximadamente. 836 habitantes por km2 y una población global de 37.621 habitantes. (Año 2008).
Sus habitantes son en su mayoría, blancos –caucásicos con matices bien determinados de la raza ario-europea, con algunos centenares de pobladores morenos y un puñado de negros.

“Aun resonaba nítido el eco de los vítores jubilosos y el alegre clamoreo de los hermanos centroamericanos por la reciente independencia.

Como el niño que se desprende de los brazos de su madre para dar los primeros pasos, o como el aguilucho que, emplumadas sus alas deja el nido materno para remontarse a las alturas, así era Costa Rica , cuando alejado el brazo protector de la Madre España, se disponía a dar los primeros pasos y a vivir la vida propia, disfrutando de su independencia en 1821.

Todo estaba como decían nuestros campesinos, “manga por hombro”. Sin leyes, sin mandatario y todo sumido en la mayor pobreza y desolación.

Por entonces, San José era una ciudadela (pueblón) humilde, con sus casas de madera de un solo piso, sus calles empedradas, por las que se arrastraban pesadamente las tradicionales volantas, tiradas por caballos. Ni un solo edificio de importancia, ni un solo monumento que llamara la atención del transeúnte. Las gentes andaban mal vestidas y la miseria era el patrimonio de la mayoría. Todo parecía indicar que la economía andaba por el suelo.

Este género de cosas de vida no varió, hasta que empuñara las riendas del poder aquel que fuera primer Gobernador del Estado Costarricense, don Juan Rafael Mora Porras, hombre probo y muy sapiente, por cuyo mérito fue surgiendo progresivamente Costa Rica al nivel de las naciones civilizadas.

Así las cosas, vista y considerada la situación de la capital, juzgue el lector por sí solo, qué habría de ser del resto de Costa Rica, sobre todo de los lugares más lejanos. A la mente le vendrá la respuesta: “Dios y montaña”. Tal era el panorama, tal la conquista o colonización que nuestros abuelos se proponían llevar a cabo de este retazo de suelo costarricense que hoy conocemos como Palmares.” (1)

Hasta aquí la primera parte de este recorrido por el origen de nuestros pueblos. En la siguiente edición conoceremos un poco más sobre la historia de los 8 cantones que cubre este medio de comunicación.

(1) Morera Castillo Carlos Luis
175 Años de la Historia de Palmares 1834-2009, San José, C.R. EUNED 2011
Fotografías: Anibal Arias

Sobre Redacción 1185 artículos
ISIS LIMON Gerente General Periódico El Sol