¿Embarazada? ¡Visite a su dentista!

Embarazo

Dra. Antonieta Muñoz
Presidente. Filial Odontólogos Occidente.
Teléfono: 24457108

El embarazo es una hermosa etapa en la mujer que requiere muchos cuidados en la salud de la mamá y el bebé en crecimiento. Uno de los cuidados más importantes, y tal vez menos conocidos, el cuidado de la boca.

Cuando la mujer sufre cambios hormonales significativos, como el período menstrual, embarazo y menopausia, se producen cambios a nivel de las encías que aumentan la probabilidad de inflamación si no se extreman las medidas de higiene; es por esto que es común observar gingivitis, es decir, enrojecimiento y sangrado de las encías. Al producir inflamación en esta zona hay mayor acumulación de biofilm bacteriano, combinación de restos de alimentos y bacterias que también pueden ocasionar caries.

La gingivitis produce prostraglandinas y otras sustancias relacionadas con la inflamación. De acuerdo a estudios, estas sustancias pueden estar relacionadas con partos prematuros, razón importante para cuidar cualquier problema a nivel bucal.

Se recomienda a toda mujer que planee un embarazo visitar a su odontólogo (a) de confianza previamente para detectar cualquier problema, ya que cuando el bebé se esté desarrollando intrauterinamente no es recomendable la ingesta de medicamentos para aliviar el dolor o tratar infecciones, tomar radiografías o aplicar ciertos tipos de anestesia.

Sin embargo, en caso de que algún problema dental se presente durante los meses de embarazo, es posible realizar modificaciones a la manera en cómo se realizan los tratamientos dentales, entre las que podemos citar: (1) tomar radiografías digitales que reducen la radiación en un 70%; (2) utilizar anestesia sin vasoconstrictor, componente que se evita para no promover el aumento de la presión arterial y (3) realizar tratamientos de nervio (endodoncia) con localizadores apicales, equipo que determina el largo del diente sin la necesidad de tomar radiografías.

El período de embarazo es una etapa en que la mujer debe aumentar los cuidados en su salud y la del bebé. Una vez iniciada esta etapa es recomendable visitar al odontólogo (a) cada tres meses para verificar que no esté iniciando problemas como caries o inflamaciones de las encías, realizando limpiezas profesionales con regularidad y recibiendo los consejos de su profesional de confianza.

Sobre Redacción 1185 artículos
ISIS LIMON Gerente General Periódico El Sol