Violencia

Lcda. Maritza Alfaro Varela

“Violencia,maldita violencia” reza un estribillo de una canción por ahí. Esa es nuestra realidad, ojalá y no existiera en nuestras vidas, en nuestros hogares, en nuestra comunidad, en el mundo entero, sin embargo lo que se vive a diario es otra cosa.

El impacto de la violencia sobre la calidad de vida de las personas es profundo y comprende no solamente el daño a nivel físico, sino también a nivel emocional, social y económico.
¿Alguna vez alguien te ha gritado? ¿Te ha chantajeado? ¿Te ha dicho palabras groseras de doble sentido? ¿Te han tocado sin tu consentimiento? ¿Te han pegado, o ha hecho caso omiso cuando ameritaba una acción?, entonces estás ante un acto de violencia.

La violencia es el uso deliberado de la fuerza física o el poder, ya sea en grado de amenazas o efectivo, contra sí mismo, otra persona o un grupo o comunidad que cause o tenga muchas probabilidades de producir lesiones, muerte, daños psicológicos, subdesarrollo o de privación (OMS,2000).

Los tipos de violencia es necesario reconocerlos y determinar cuál de ellos afecta de manera directa o indirecta y la probabilidad de defender los derechos como personas para el bienestar de toda la humanidad. Ellos son: la violencia social, de género, contra las mujeres, contra niños niñas y adolescentes, contra personas adultas mayores, contra personas con discapacidad, contra personas con orientaciones sexuales distintas a la heterosexual. Algunos actos de violencia o agresión son vistos por muchos como un comportamiento normal y se realizan en combinaciones complejas, además sólo es tomada en cuenta la violencia física que se evidencia con golpes, moretones, entre otros.

La violencia intrafamiliar es una de las más frecuentes y se clasifica en cuatro tipos: violencia física, psicológica, sexual, patrimonial y la negligencia. Cada una de ellas se caracteriza por distintas acciones u omisiones que terminan dañando la integridad de la persona afectada.

La prevención de la violencia debe asumirse desde nuestros hogares y escuelas para tener sociedades más saludables y libres de violencia. Es necesario reconocerla en todas sus formas de manifestación y mantenerse informado de las recomendaciones para evitarla. Todos queremos una vida libre de violencia.

Sobre Redacción 1185 artículos
ISIS LIMON Gerente General Periódico El Sol