¡Yo quiero llegar a estar donde usted esta!

Yesenia

A partir de esta edición quiero desde mi experiencia como abogada, asesora de empresas y coach, contarles historias, que no se alejan mucho de ser la de muchos hombres y mujeres no solo de occidente sino de todo el país y el mundo entero.

Esta es la historia de Luisa, a los 18 ya era bachiller, pero aun no sabía que deseaba hacer con su vida, como no tenia apuro y sus padres no le exigieron, se quedaba en casa, a veces colaboraba con su madre pero la mayoría de las veces no, a los 20 conoció al padre de su hijo, buena ella creía conocerlo, del dinero que sus padres le daban pagaba cuando salían a comer, le compraba ropa, hasta que se embarazo de su hijo. Luego tuvo que seguir sola con su niño, trabaja de lunes a sábado en una tienda.

Ella asistió a un taller que se estaba impartiendo en la escuela donde estaba su hijo. La persona a cargo, María, era una mujer que conoce del tema por experiencia propia, y además se había formado en el tema. María empieza a desarrollar el tema, explicándoles que existen 4 tipos de violencia intrafamiliar, las cuales pueden manifestarse de diferente forma. La violencia puede ser física, sicológica, sexual, patrimonial, las cuales pueden darse por acción o por omisión.

La más visible y a la vez invisibilidad, es la física, ya que los golpes, pellizcos, arañazos, si bien es cierto dejan marca en el cuerpo, muchas veces las víctimas de este tipo de violencia, las ocultan para que las otras personas no las vean, cuando ya otros se las ven es porque la agresión es exagerada, o porque sus hijos les cuentan a alguien más lo que ocurre en sus casas.

La violencia sicológica es aquella donde las marcas no son físicas, pero si quedan marcadas en el corazón, esas palabras hirientes, ofensivas, que llegan hasta el fondo.

La violencia sexual, no es solo el abuso y violaciones que se dan por parte de extraños, sino que también dentro de una relación de noviazgo, convivencia y matrimonio, muchas personas son forzadas aun contra su voluntad para tener actividad sexual, para ser exhibidas en su forma de vestir.

La última es la violencia patrimonial, y esa la podemos vivir cualquier persona, con o sin títulos, con recursos o no, se da cuando la otra persona oculta información de las finanzas familiares, cuanto ingresa económicamente, cuanto se gasta, que bienes se adquieren, también ocurre cuando un ¨parasito¨, succiona recursos, sean dinero o bienes, y con su palabrería y acciones logran que la victima ceda a sus caprichos.

En este punto Luisa, trago grueso cuando escucho esto, recordó como su novio la pellizcaba para que le pasara el dinero por debajo de la mesa, para pagar las cuentas con el dinero ella. Como su hijo fue producto de una relación forzada que hasta ese momento ella entendió fue una violación. Y ni que decir de las palabras que recordaba.

María también les hablo de que se podía salir de la violencia, les explico los derechos que les otorga la ley contra la violencia, las medidas de protección, y así una vida diferente, sana y feliz.

Cuando Luisa regreso a su casa, consciente de su realidad, de lo que había vivido, tomo varias decisiones importantes:

  • Busco ayuda para iniciar un proceso para su restauración.
  • Entendió que sus ingresos son suyos, se los ha ganado y nadie puede obligarle a entregárselos.
  • También aprendió que ella puede y debe reclamar sus derechos como madre ante las Autoridades.
  • Decidió empezar a creer en sus sueños, su negocio propio. Entre sus amigos y familiares empezó a ofrecer sus queques decorados.
  • Se informo y empezó a capacitarse en temas de empresas, leía libros, acudía a charlas.
  • Como meta estableció vender al menos 2 queques por semana, e ir aumentando al menos 2 más al mes.

Conocí a Luisa, cuando interpuso la pensión de su hijo, y me busco para asesorarla, hace algunos años.

Esta semana me encontré a Luisa en los Tribunales, estaba acompañando a una amiga como testigo, porque ella entiende lo que se pasa, me conto que ya su hijo va para segundo grado de escuela, que vende 10 queques en semanas bajas, que esta inscribiendo la marca de su empresa y tiene planeado en 6 meses abrir su local, que ha iniciado una relación con Luis, que va poco a poco, que ha sido clara en lo que desea y lo que no.

Me cuenta que recientemente en una reunión de mujeres Sandra, su amiga le dijo: ¨Yo quiero llegar a estar donde usted esta ¡!!¨ En ese momento vio hacia atrás y se recordó en la reunión en la escuela escuchando a María.

Se identifica usted con esta historia, usted o yo, podemos ser María, podemos ser Luisa, podemos ser Sandra.

PARA MÁS INFORMACION PARA TALLERES, CHARLAS, ASESORIAS LEGALES Y DE EMPRESAS, ESCRIBANOS O LLAMENOS

info@yeseniarojas.com,
Teléfonos 4030-7989, 8626-0881

PARA ESTA EDICION ESTAMOS SORTEANDO 2 PAQUETES GRATUITOS DE 6 SESIONES PROBONO DE COACHING, ESCRIBANOS AL CORREO info@yeseniarojas.com PARA PARTICIPAR MEDIANTE UNA ENCUESTA.

A partir de enero programa en vivo en internet. ¡!!! Espérelo !!!

Sobre Redacción 1185 artículos
ISIS LIMON Gerente General Periódico El Sol