Ramonenses conquistaron el Ironman 70.3 de Cozumel

ironman-70-3
De izquierda a derecha: Alonso, Pablo, Marco, Luis y Carlos.

Marilyn Ramírez / marilyndeporteselsol@gmail.com

SAN RAMÓN. El pasado 02 de octubre se realizó el IronMan 70.3 en Cozumel, México y cinco triatletas ramonenses asumieron el reto de nadar 1.9 kilómetros en la isla de Cozumel, pedalear 90 km y correr 21,1 km en un solo día.

Ironman 70.3, también conocido como un Medio Ironman, es una de las series de carreras de triatlón de media distancia, organizado por la World Triathlon Corporation (WTC), una experiencia que no olvidarán Alonso Alfaro, Pablo Alpízar, Luis Gabelo Conejo, Marco Núñez ni Carlos Quirós, pues ellos fueron los poetas que compitieron en tierra mexicana.

Cada uno participó individualmente, no obstante, la preparación para el Medio IronMan sí fue en conjunto. Los cinco hombres coinciden en que gracias a ello lograron terminar la competencia en óptimas condiciones.

“Me motiva mi familia, principalmente mi esposa e hijos y por supuesto mi mamá. Cada vez que hago un triatlón, pongo la foto de mi hija Emma en la barra de la bicicleta, y en los momentos difíciles solo observo hacia abajo y recuerdo quién me está esperando”, expresó Alfaro.

“Todo inició cuando Alonso me invitó a entrenar triatlón. Desde ese momento me enamoré de este deporte e inmediatamente empezó este sueño, que con el apoyo de mi familia y mi otra familia que son mis compañeros de entrenamiento; lo hicimos realidad”, comentó Alpízar.

“Mejoré mi marca como por 15 minutos. La natación fue increíble y muy rápida, en el ciclismo nos fue bien pero la parte costera fue difícil mantener el ritmo que llevábamos, porque pegaba bastante viento y en el atletismo, fue donde la vi más fea porque se empezó a correr a las 11 a.m. y el sol estaba fuerte. Todo es aprendizaje y va a servir para los próximos eventos”, dijo Conejo.

“A mí siempre me llamó mucho la atención el triatlón, pero practicarlo no lo pensaba, fue hasta que Alonso me invitó a entrenar con ellos, a partir de eso fue que empezó la idea de un Ironman”, mencionó Núñez.

Por su parte, Carlos Quirós, quien no sabía nadar ni había practicado ciclismo, concluyó diciendo que “ la motivación se la debo a mis compañeros. Hace un año ellos me recibieron y empecé, mi idea era solamente entrenar triatlón”.

Es así como los ramonenses tachan un sueño más en su lista de metas, y continuarán parti- cipando tanto a nivel nacional como internacional.