Fusiones y Adquisiciones

En un mercado cada vez más competitivo es común que las empresas recurran a fusiones o adquisiciones para potencializar su crecimiento y su alcance de nuevos clientes.

Ya sea para diversificar (por medio de otras actividades que no tengan relación con el negocio principal), para reforzar (compra de compañías del mismo negocio principal) o bien para complementar (compra de empresas complementarias al servicio o productos brindados).

Algunas de las principales moti- vaciones para realizar una fusión o adquisición son:
Generar una sinergia (el valor de la empresa combinada después de la fusión es mayor que la suma del valor de las compañías previas al proceso).

Administrar mayores activos, crear prestigio y poder al dirigir una firma más grande.
Para generar flujos de efectivo incrementales que aumenten ingresos, reduzcan costos, reducción de impuestos y menos requerimientos de capital. Explicados a continuación.

Aumento de Ingresos:
Por medio de Marketing, beneficios estratégicos y poder de mercado.

Reducciones en costos: Eficiencia operativa, economías de escala, de integración vertical, transferencia de tecnología, eliminación de administración ineficiente.
Ganancias fiscales:
Reducción de impuestos, uso de capacidad de endeudamiento no aplicada, reducción de riesgo, más capacidad de endeuda- miento, escudos fiscales. Reducciones de los requerimientos de capital:
Eliminación de plantas duplicadas, consolidación de R&D, economías de escala, optimización del capital de trabajo.
De igual forma los motivos para que una empresa se decida por el desarrollo externo frente al interno tiene su origen en (Peiro, 2012):
Motivos económicos: Reducción de costes: por medio de economías de escala y/o economías de alcance mediante la integración de dos empresas con sistemas productivos, comerciales, sean complementarios entre sí, generando sinergias.
Adquisición de nuevos recursos y capacidades.

Refrescamiento del equipo directivo.
Incentivos fiscales que aumentan los beneficios con la existencia de exenciones o de bonificaciones.

Motivos de poder de mercado: Para entrar en una industria y/o un país, por tener fuertes barreras de entrada.

En busca de un incremento de poder de mercado de la empresa resultante y, en consecuencia, una reducción del nivel de la competencia en la industria (horizontal).

Integrar empresas que actúan en distintas etapas del ciclo productivo, el objetivo es conseguir de manera inmediata las ventajas de la integración vertical.

Por otro lado, el fracaso de una fusión o adquisición puede deberse a factores como (Zozaya, 2007):

Insuficiente investigación de la empresa a adquirir-fusionar.
No entender suficientemente el negocio de la empresa comprada-adherida.

El motivo que promovió la operación no se basaba en alcanzar sinergias, sino en apro- vechar el efectivo de la empresa, en imitar a otras empresas, en no quedarse atrás o en perse- guir intereses personales (ego de gestor, comisiones bancos y gestores, entre otros).

Descuido de la integración y planificación posteriores. Desmedida concentración en recortar costes y olvido de los negocios del día a día. Desatención de clientes, provee- dores y empleados por prestar más énfasis a la nueva estructura esbozada.

Descuido de la administración del personal.
Posposición de la toma de decisiones importantes por no existir una clara definición de responsabilidades post-fusión o por el surgimiento de conflictos internos.

incapacidad de mantener una comunicación permanente, clara y abierta, tanto interna como externa.

Evidenciar poco respeto hacia la otra empresa, su gente, su meto- dología de trabajo o sus logros. Aplazamiento en proveer un liderazgo reconocido, visible y accesible.

Se calcula que aproximada- mente un 50% de las F&A tienen un resultado negativo, por lo que, se puede afirmar que una de las principales razones por la cual fracasan se debe a la imposibilidad de generar una sinergia que permita generar un valor agregado y un crecimiento sostenible que permita atraer una mayor cantidad de clientes y por consiguiente de posibles inversionistas. Fuentes: Peiro (2012), Zozaya (2007), EF, BM.