Palabras al vuelo

ODA A LA MUJER

“Carne, celeste carne de la mujer”
( Rubén Darío)

Enemiga de mi soledad.
Compañera de mi pluma, de mi corbata,
de mis libros, del abrazo que duerme
en mis pupilas……………………………
Amante cuando mis noches
te desnudan cual pétalo.
Secretaria cuando mi computadora
necesita tu aguerrida estrella.
Enfermera ante mi dolor.
Amiga de mis esperanzas y sueños.
Quijota ante mis fracasos.
Bálsamo oloroso a vida.
Caricia cuando el aire invoca tu nombre.
Espiga de amor para mi sendero.
De ti recibo ángeles cual hogueras,
semillas vestidas de azul, atardeceres con aves
que desatan plenitudes, oleajes inundados de besos
y el girasol que habita entre tus piernas.
Mujer, de ti recibo la enredadera enloquecida
para mis brazos, tu voz cual telaraña infinita,
tu canto meridional donde descansa la nieve
y tu regaño de luz cuando mi huella se extravía.
Digo, Mujer, que naciste
como mostaza para mis costados
como guitarra para mi nombre
como río infinito para mi piel
como constelación de lluvia y sol
como poema que enciende mi alma
y porque a ti me debo
es que seguirás habitando
cual gladiadora mis jardines.

ALBERTO FONSECA.
Del poemario inédito: “Minutero de las odas”
Correo electrónico: alfonse581hotmail.com

CIELO MONCHEÑO

Divino manto azul, gris
y oscuro, que viste nacer
a tus nobles fundadores, que
hicieron de tu tierra un iris.
Con tu protección y brisa
tus poetas y artistas,
cubrieron la Patria por siempre
de gloria y sin prisa.
Bajo tu encanto,
tus hombres y mujeres
forman bello porvenir,
que lo dicen en dulce canto.
Divino cielo moncheño,
protege siempre a tu
altivo pueblo, y para mi,
quiero un bello sueño.

Ricardo Orellana Obando.

POEMA A MI MADRE:
BELÉN UMAÑA HERNÁNDEZ
EN SUS 90 AÑOS

MI MAMITA

Venga mi mamita, venga aquí, a mi lado,
quiero que charlemos de cosas del alma.
observo tu pelo color gris plateado,
refleja los años, los años pasados…
Miro esas arrugas, testigos del tiempo…
cada una de ellas conoce su dueño…
Dime, Madrecita, ¿cuál es la mía?
Veo tus manitas, todas cansaditas…
ellas son las mismas que me acariciaban…
las que me mecían, las que me abrigaban…
las que cocinaban la mejor comida…
Distingo tus ojos pesados, cansados…
esos ojos lindos, esos ojos puros…
llenos de esperanzas… colmados de asombro…
Y hoy que cumples NOVENTA te veo igual de bella
Como siempre fuiste, como siempre has sido.
¿Y sabes una cosa?… te traje unas rosas…
Igual que tú, de hermosas,
tráiganme un florero, en él las pondremos…
Vamos a la mesa, ya todos te esperan…
hoy eres la reina…del día la dueña.
Como dueña eres de toda esta historia…
historia de la que todos también somos parte.
Todos los que estamos aquí a tu lado…
Aquí está tu copa…tómala en tus manos
y brinda conmigo, con ellos, con todos…
¡Viva mi Viejita! Viva muuuuchos años…
De tu hijo

ENRIQUE ÁLVAREZ UMAÑA

Poema #1
Mientes
Tu vida está llena
De intrigas,
Engaños.
Sigues comportándote
Como una niña
Pero ¡despierta!
Ya creciste.
Los hombres te empiezan a desear
Intentan seducirte y
Tú como una tonta caes una y otra vez
En la trampa.
Niña Ilusionada
Pobre de aquella
Que espera con ansias
Ese furtivo amor
Es una niña ilusionada.
¿Por qué llora?
¿Acaso el joven príncipe
La ha dejado?

 

Avatar
Sobre Redacción 1184 artículos
ISIS LIMON Gerente General Periódico El Sol

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*