Fábrica de carretas Eloy Alfaro declarada patrimonio histórico

Por Marvin Carazo, colaborador
Fotografías: Sherlly Blass Navarro

Taller de Carretas Eloy Alfaro reconocido por Ley No. 7555 de Patrimonio Histórico-Arquitectónico de Costa Rica

foto portadaSarchí. El pasado 28 de agosto de 2013 se llevó a cabo en Sarchí de Valverde Vega la firma del decreto que otorgó al Taller de Carretas de Eloy Alfaro el reconocimiento como Patrimonio Histórico-Arquitectónico del país, debido a la labor que se realiza en este lugar desde hace ya más de nueve décadas, siendo parte de la cultura representativa del cantón con la cual se enfatiza la labor artesanal de la localidad así como el legado para futuras generaciones que se sigue construyendo con el paso del tiempo. El Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio Cultural, fue la entidad que entregó dicho reconocimiento por medio del Decreto Ejecutivo Nº 32749-C.
El acto contó con la participación y presencia del ministro de Cultura y Juventud Manuel Obregón, además de Ileana Vives, directora a.i. del Centro de Patrimonio; Luis Antonio Barrantes, alcalde municipal; Fred Alpizar, presidente municipal, así como familiares de Eloy Alfaro.
Para el ministro de Cultura y Juventud la importancia de este nombramiento recae en el hecho de que las labores de gestión del patrimonio industrial se fundamenten en el pleno conocimiento de la actividad misma, su vinculación con el sitio a proteger para dicho patrimonio y el diálogo con la comunidad laboral y social en general, de manera que la técnica de operación que se utiliza en el taller no pase al olvido y su significación siga generando elementos de identidad, orgullo y arraigo a la comunidad, según comentó. Obregón agregó que “este taller testimonia la preservación de la memoria del trabajo y el rescate de los sitios más significativos del pasado productivo en la comunidad de Sarchí, reconocida como cuna de la carreta y de la artesanía nacional”.
Por su parte, Ileana Vives, directora a.i. del Centro de Patrimonio, describió el Taller de Carretas Eloy Alfaro, como “un documento histórico vivo, que actúa como ventana arqueológica de una fábrica que incorporó la energía cinética a partir del uso de un molino de agua o noria”. Este tipo de mecanismo funciona con diferentes herramientas que se activan con el accionar del “fuelle” o tubería de aire por medio del cual se lleva a cabo el herraje que permite la construcción de las ruedas de las carretas gracias al accionar de un sistema de poleas y bandas que producen el movimiento necesario para dicha función.
Modelo de Desarrollo Industrial. La constante producción de carretas y ruedas de las mismas son evidencia de un pasado productivo que ha venido evolucionando pero que aún no pierde su esencia. Es gracias a esto que el Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio Cultural, elaboró un informe técnico, con aportes de la historiadora Sonia Gómez Vargas, y los arquitectos Ileana Vives Luque y Carlos Laborda Cantisani, funcionarios de la institución; para proceder con tan respetable nombramiento. Este taller constituye un documento de un pasado productivo que hace un tratamiento integral de los recursos naturales y culturales, en un entorno preservado hasta la fecha”, comentó Vives. Con base en este estudio, Vives afirmó que el Taller de Carretas Eloy Alfaro, es un vivo ejemplo del “desarrollo industrial y artesanal; un tejido histórico aun en uso que documenta un ingenioso sistema mecánico hidráulico que funciona hasta el presente y, que constituye un testimonio del desarrollo industrial de nuestro país en general y, de la técnica de fabricación de carretas en particular”.
En la fábrica de carretas de Eloy Alfaro se lleva a cabo todo el proceso completo de fabricación, desde el trabajo de cortes de la madera, pulido y tallado; así como el torneado del hierro, ejes y decoración de las carretas. Esto es muestra clara de todo un completo proceso de producción, que debido a su antigüedad son testimonio de preservación del trabajo tradicional rescate de los valores de la labor fabril de la comunidad de Sarchí. Es por esto que se considera que el taller posee valor histórico, tecnológico y científico en el marco de la historia de la producción de carretas en Costa Rica, siendo la localidad de Sarchí reconocida como cuna de la carreta y de la artesanía nacional, y se constituye así un testimonio de la ingeniería, la imaginería plástica y la construcción artesanal”, explicó la directora de Patrimonio.
“Este patrimonio industrial, incluyendo en él sus bases científicas, sus procedimientos y técnicas, relaciones medioambientales, contenidos simbólicos y paisajes, emergen como un yacimiento de recursos culturales de enorme significación, para actuar como un eje generador de acciones de investigación, creación, difusión y dinamización económica”, concluyó la directora.
Además de la firma del documento, durante la actividad se contó con la demostración del uso del taller y la elaboración de la rueda, palabras de los invitados así como la develación de la placa y presentaciones musicales dentro de las cuales destacó la interpretación con su acordeón del ministro Obregón del tema “Los ejes de mi carreta” de Atahualpa Yupanqui acompañado de Marité Valenzuela. Posterior a la firma del decreto por parte del Ministro de Cultura, se enviará a Casa Presidencial, para la firma de la Presidenta Laura Chichilla.