Interinzago y hostigamiento laboral en las instituciones públicas III PARTE

Bercy

Existen varias clasificaciones de acoso laboral, entre los tres más conocidas y que se desarrollan en el libro Hostigamiento Laboral de Xinia Pérez, están:

1.El de tipo descendente: Cuando es la jefatura quién promueve las acciones de mobbing hacia el subalterno, usualmente lo hace de manera sutil o usando “peones” para que se ejecuten sin dejar evidencias. Según estudios realizados este tipo de acoso es el que más se utiliza y se aplica por medio de amenazas, intimidación, difamación, recargándole al trabajador (a) labores a corto plazo, para que no las pueda cumplir o por lo contrario no asignándole tareas y así provocar que este se desmotive, renuncie o pida un traslado. Siempre hay un deseo constante de dejarlo ver como un mal trabajador (a) para así justificar un eventual despido.

2.El de tipo ascendente: cuando un grupo de subalternos es quién acosa a la jefatura, a través de intromisiones en su vida privada, ridiculizaciones, descalificándole constantemente su labor, difamando y humillando.

3.El de tipo entre iguales. Se refiere al que es ejecutado por parte de trabajadores de un mismo nivel con el fin de que se le traslade o despida, este se puede dar por celos ante características positivas que a nivel personal este tenga (tanto físicas, intelectuales o emocionales).

Es importante recalcar que también puede existir una combinación entre estos tipos de acosador y ya sea el que se presente, puede implementarse mediante la utilización de la violencia física, verbal, emocional o sexual.

Es así como esas acciones pueden afectar:
En la salud de la víctima. Esto mediante estrés, síntomas psicomáticos, problemas emocionales, trastornos de sueños, miedo acentuado y continuo, problemas de concentración, depresión, cansancio, enfermedades gástricas, alteraciones del sueño, trastornos de alimentación, entre otros.

En la vida Personal. Generando problemas familiares, desempleo, estigmatización, daños morales, económicos y profesionales, suicidio, entre otros.

En la organización: mal clima y ambiente de trabajo, afectación en la calidad del servicio que se brinda , descenso de la creatividad y el trabajo en equipo, ausentismo, pérdidas económicas por incapacidades y pensiones anticipadas, entre otros.

En razón de lo anterior el mobbing debe ser intervenido de manera integral, mediante la prevención, información y atención de todas las partes involucradas. Las acciones deben ser ejecutadas desde la víctima, institución, compañeros (as) de trabajo, ya que la violencia afecta a todos (as) y no es un problema de una sola persona como se suele pensar. En razón de lo anterior es importante que se tomen acciones en sede administrativa (a nivel interno de la institución) y de no resolverse, elevarlo a nivel judicial, tal como se explicará en la última edición.

Avatar
Sobre Redacción 1180 artículos
ISIS LIMON Gerente General Periódico El Sol