Las golondrinas no dejan de volar

Luis Alonso Hernández Mata

Inicios del año 2013, el Banco Central de Costa Rica interviene en el mercado de divisas, a efectuar compras importantes de dólares debido al ingreso de capitales extranjeros que buscan más y mejores rendimientos, ya que los países de donde provienen ofrecían tasas de interés poco atractivas, en especial por la desaceleración económica que experimentaban bloques económicos como la Unión Europea y países del primer mundo como Estados Unidos. Aunado a ello las políticas de expansión implementadas por la Reserva Federal Norteamericana, de adquisición de bonos y colocación de dinero con tasas de interés sumamente bajas, incentivaron el ingreso de los capitales golondrina, como se les conoce, en búsqueda de mayores rendimientos que países como Costa Rica y otros de Latinoamérica como Brasil, ofrecían tasas de interés más atractivas con respecto a las vigentes en las grandes economías mundiales. Fue así que estas golondrinas empezaron a conglomerarse en Costa Rica, y tal fue la magnitud, que el BCCR se ve en la necesidad de implementar políticas de tipo monetarias para controlar un aumento de inflación debido al tiraje de colones producto de la compra de la divisa norteamericana, lo que repercutió en una disminución de la actividad económica promovida por limitación del crédito para consumo y la inversión; además aprovechando las tasas de interés bajas de los mercados internacionales, el Estado costarricense realiza la colocación de eurobonos por más de mil millones de dólares, que contribuye junto con los capitales golondrina, a llenar aun más el mercado local con divisa norteamericana. Por este motivo en diciembre del año 2013 el dólar se cotizaba cerca de la banda inferior de los 500 colones.

Pero las golondrinas no dejan de volar y siempre están en la búsqueda de mejores condiciones, es así que en el momento en que la Reserva Federal Norteamérica anuncia a inicios de este año 2014 una disminución de estímulos a la economía de Estados Unidos y el bloque europeo muestra leves síntomas de salir de la recesión, y el dinero de los eurobonos en Costa Rica ya se encuentra totalmente gastado por el Estado que no resuelve todavía el problema de déficit fiscal, los dólares para inicios del 2014 despegan de su banda inferior, y en este momento se observa cómo este modelo de las bandas cambiarias realmente juega en el libre mercado de las divisas con algunas intervenciones del BCCR ante cambios bruscos, pero que a inicios de este mes de marzo, ya se observa un aumento del 10% del dólar con respecto al colón.

Las golondrinas de dólares baratos han volado a otras latitudes, las que se han quedado en nuestra economía costarricense adquieren un mayor valor, y difícilmente volverán los precios del dólar como a finales del año 2013, al menos para este 2014.

Avatar
Sobre Redacción 1182 artículos
ISIS LIMON Gerente General Periódico El Sol