Al Hospital Carlos Luis Valverde Vega San Ramon, Alajuela

DON LOLITO

Una noche casi en silencio, un callejón sin salida, una noche oscura en mi vida
se me nubló la vista en tinieblas, miraba a mi alrededor, todo era extraño; oía pero no escuchaba, no sabía qué era de mi. Pensé: estoy perdido; pero vino la solución.
Escuchaba voces conocidas, Otto, la doctora,
medio atenuada, todo era muy confuso; pasó viernes sábado y domingo y apareció la luz.
Hoy diez días después, gracias a Dios y al Hospital Dr. Carlos Luis Valverde Vega, salí de mi noche oscura y entré en la paz del Señor.
Gracias a todos los ángeles blancos que con su devoción ayudaron a que mi estadía fuera mejor y placentera, a los doctores (as), que de una forma u otra hicieron que mi salud mejorara cada día más hasta llegar a sentirme bien.
Gracias a los ángeles de celeste y rosado, limpiando el cuarto y portando la comida y siempre llevando una sonrisa de aliento en todo momento

Muchas gracias a todos y que Dios los bendiga siempre.

Lolito

Avatar
Sobre Redacción 1159 Artículos
ISIS LIMON Gerente General Periódico El Sol