La Entrevista: Mercedes Moya

Doña Mercedes Moya

La alcaldesa de San Ramón, Mercedes Moya, dio una entrevista a El Sol de Occidente, un día después – 11 de junio – de que el Concejo Municipal decidiera eliminar el acuerdo con la empresa WRA Environmental Engineering.
A continuación un extracto de las declaraciones de Moya sobre WRA, la clausura del relleno sanitario y las tres propuestas que planteó como solución al tema de la basura (construcción de nuevo vertedero, traslado de basura a otro relleno o industrialización de residuos).
¿La eliminación de este acuerdo implica algo para esta Municipalidad?
“No tiene implicaciones para la Municipalidad. No me importa si la empresa se llama WRA o como sea. Porque eso es una empresa privada. Pero para nosotros los ramonenses y los seres humanos, indiscutiblemente, el uso diferente de los residuos es una ventaja. No voy a defender esta empresa porque no me interesa, pero el concepto sí lo voy a defender”.
“Nosotros no tenemos fuentes de empleo. A mí me gustaría que fueran a ver en el relleno a una mujer que llega como buzo. Eso me duele. Esas personas podrían estar trabajando”.
¿Cuántos empleos se previó que se iba a generar (con la creación de una planta)?
“Esta planta tiene dos etapas. Una primera que estaría a corto plazo y que podría resolvernos el problema. Esa es de separación, de reciclaje y hasta 80 personas podrían trabajar en ella”.
“Algunos en el Concejo dicen que 80 empleos no valen, pero yo considero que un solo empleo vale porque en mi banco de datos tengo 630 personas que me han venido a solicitar empleo. Y esos son hogares, gente que tiene que pagar luz, agua, teléfono y que tiene que comer”.
¿Qué va pasar el 19 de agosto del año entrante que se clausure el relleno, qué va pasar con la basura de San Ramón?
“El Concejo lo tiene que decidir, y que quede claro que el Concejo no soy yo. Por eso ayer salí, porque voy a seguir haciendo uso de lo que me corresponde”.
Dos de las propuestas, construir un relleno o trasladar la basura a otro vertedero, implican cantidades millonarias y eso se va traducir en aumentos de la tasa, ¿cuánto se aumentaría?
“Tampoco voy a decirlo porque quiero que esto quede escrito: la información tiene que ser la real y la información real de ninguna manera puede ser aquella que genere ni pánico, ni ira en el pueblo. Tiene que ser de tal manera que usted entiende qué está sucediendo”.
“Entonces esto tiene que ver afectado la tasa y eso no lo voy a decir yo, lo va decir la comisión de los regidores del Concejo, no yo. Por eso, yo propuse las tres opciones, porque eso es justamente lo que me corresponde: asesorar”.
¿Fue con funcionarios municipales que se elaboraron las propuestas?
“Dentro de la Municipalidad, tenemos ingenieros y mucho personal, pero lo que más tenemos son datos y son fundamentales. Sabemos cuánto gastamos, cuánto se cobra, cuánto hay de morosidad. El que me sustituya a mí, tendrá que continuar. Pero es un asunto muy propio de la campaña política y a la que le tienen que volar garrote es a mí”.
¿La han desgastado mucho, todas las críticas?
“Tal vez no me ha desgastado, porque yo sé en lo que estoy, porque tengo una meta fija, porque sé lo que hago. No tengo algo que le tenga temor, no he hecho nada que le tenga que esconder. Pero sí lo desmotiva a uno, lo desilusiona”.
Esa Comisión que se va integrar con personas del Concejo y también gente del pueblo en calidad de asesores, ¿se pueden presentar más propuestas, además de las tres que ya tienen?
“Si pueden analizar 100, que lo hagan, pero lo que pueden analizar 100 es en la industrialización, pero en las otras dos no. En las otras dos no hay opción, si lo que queremos es enterrar la basura, no hay opción, sería aquí o en Miramar”.