El pintor que busca crear conciencia sobre el mal uso del internet

ciberdependiente exposicion (9)

Colección Ciberdependiente conformada por 11 cuadros

 

Por: Josué Paniagua y Karen Rojas

El pintor griego, Gerardo Hidalgo, emprende un viaje a través de 11 cuadros para exponer su denuncia sobre el mal uso del internet.

 

No es su primera intervención en este tema. Hace 30 años, aun cuando la tecnología no tenía tanto impacto en la sociedad, llevó a cabo una exposición llamada ‘Creación, Evolución y Muerte’.

 

Tiempo más tarde retomaría la idea con su obra ‘Mundo Cibernético’.

 

Referenciales históricos que en aquel momento eran ficción y años después se convertirían en algo real. “Me doy cuenta que la ficción que hice es una realidad”, explicó.

 

Este año, regresa con una nueva colección cuyo tono es más agresivo: ‘Ciberdependiente’.

 

Hidalgo aseguró que no está en contra del internet, pero muestra su preocupación sobre la falta de control para utilizarla.

 

“Estoy pintando una realidad, porque somos como radares”, comentó.

 

Su objetivo es reflejar mediante estas obras la parte adictiva a la cual llama ciberdependencia, demostrando que la tecnología es un arma de doble filo que denota problemas graves en el aspecto sentimental, educativo y laboral.

 

“Básicamente es una crítica a las redes sociales mal utilizadas. La tecnología es un medio interesantísimo del hombre, no sólo para la supervivencia sino para el apoyo cultural y social”, dijo.

 

La temática de los cuadros se presenta en secuencia. Inicia con la obra ‘Irrumpiendo el silencio’, la cual retrata ese primer encuentro de la persona con la tecnología.

 

En su pintura ‘Artificio’, ilustra la máscara que utiliza el cibernauta para navegar en la web haciéndose pasar por alguien más.

 

Hidalgo continúa su viaje hasta llegar a una de sus más inquietantes: ‘Depravador’. En ella, el individuo modifica sus hábitos, se desencadenan problemas y pierde el concepto de la realidad.

 

Pero su mensaje tiene un final esperanzador. Su obra ‘Ruptura’ lo confirma. El cibernauta tiene la oportunidad de liberarse de ese mundo ficticio en el que está inmerso.

 

Según el artista, nosotros somos los únicos que podemos decidir y tener la libertad de salir del problema, ser cibernaútas o ciberdependientes, cada quién elige.

 

Usted puede emprender este viaje, junto a Hidalgo, en la exposición de esta colección que se realizará durante un mes, a partir del 4 de julio, en el museo José Figueres Ferrer, en San Ramón.

 

El precio de las pinturas rondan los ¢250 mil y ¢1.5 millones.

REDACCIÓN
Sobre REDACCIÓN 3732 artículos
Redacción El Sol webmaster@elsoldeoccidente.com Reciba noticias en su correo electrónico. Suscríbase en www.elsoldeoccidente.com

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*