Albert Camus: el maestro del absurdo

 albert camus

María Fernanda Loría

fernanda@elsoldeocidente.com

 En las profundidades del invierno finalmente aprendí que en mi interior habitaba un verano invencible

 Hablar de Albert Camus, es hablar de literatura, filosofía, teatro, luchas sociales y de una de las grandes y más influyentes escritores de la literatura francesa.

Nación en Mondovi, en la Argelia Francesa en 1913, en el seno de una familia modesta de colonos franceses.

Su madre era analfabeta y casi totalmente sorda mientras que su padre muere en la Batalla del Marne durante la Primera Guerra Mundial, cuando el escritor tenía apenas 3 años, hecho que haría que se mudará a vivir a Argel, Capital de Argelia.

Su infancia la pasaría en los barrios más pobres de Argel, logró cursar sus primeros estudios gracias a las becas que se les otorgaban a las víctimas de la guerra.

Es así como alentado por sus profesores, Louis Germain, de la escuela primaria y a quien su discurso del Premio Nobel y a Jean Grenier en el instituto, inició su formación en filosofía y letras.

En el año 1935 comienza a escribir El revés y el derecho que se publicaría dos años después y funda el Teatro del Trabajo que sería remplazado por el Teatro del Equipo, además por esa época abandona el Partido Comunistas por discrepancias.

Durante la Segunda Guerra Mundial militó con la Resistencia Francesa contra la Alemania Nazi y fue uno de los fundadores del periódico clandestino Combat.

En 1942 publica su primera novela, El extranjero, así como el ensayo el Mito de Sísifo en los que aborda el tema de lo absurdo y el existencialismo, posteriormente en 1945 vendría Calígula una de sus obras teatrales más celebre y en 1947 publicaría La Peste una de sus obras más importantes.

Dentro de sus obras se incluye, la novela La caída (1956), El hombre rebelde (1951), la obra de teatro Estado de sitio (1948), los relatos El Exilio y El Reino (1957), El Verano (1954), así como Actuelles, una colección de sus trabajos periodísticos y sus Cuadernos (1935-1951) y Una muerte feliz (1971) que fueron publicadas de manera póstuma.

Camus sería galardonado con el máximo reconocimiento, el Premio Nobel en el año 1957, “por su importante producción literaria, que con una seriedad clarividente ilumina los problemas de la consciencia humana en nuestra época”.

Sus escritos son una reflexión sobre la condición humana, rechazó la fe en dios y se opuso al crisitanismo y al marxismo, además luchó contra todas las ideologías que alejaban al hombre de esta condición, a la que definió como la filosofía del absurdo.

Su vida se apagó en un accidente automovilístico el 4 de enero de 1960.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*