Nuevo cálculo del Producto Interno Bruto (PIB)

para-que-serve-o-pib-13-1

Por: Sebastián Jiménez Barboza

De acuerdo con el Banco Central (BCCR) el PIB es la suma de los valores monetarios de los bienes y servicios finales producidos por un país en un lapso determinado (generalmente en un año).

Anteriormente, el Banco Central utilizaba el año 1991 como año base para el cálculo del PIB y actual- mente se procederá a utilizar el 2012 como nuevo año base, el cual represen- tará más adecuadamente la situación económica del país. El PIB es un indicador macroeconómico funda- mental; ya que además de ser el parámetro interna- cional para determinar el

crecimiento
del mismo se derivan otros indicadores, como por el ejemplo el déficit fiscal, o bien, la educación pública cuyo presupuesto es asig- nado en proporción a la producción (8%).
Esta iniciativa, además de ser un proyecto funda- mental para el BCCR, fue una recomendación de las Naciones Unidas y en su metodología comprende estándares internacionales que permitirá contar con información más idónea y actualizada para el análisis. Debido al nuevo cálculo, los nuevos resultados no serían comparables con los ante- riores, por lo que habría que

esperar que el BCCR actua- lice en los próximos meses los demás años para apreciar las posibles variaciones, que según la entidad, no debe- rían de ser tan representa- tivas. Idealmente y como se realiza en otros países el año base es móvil por lo que el cálculo se actualiza constantemente, lo anterior permite que no se incurra en onerosos y prolongados procesos de actualización. El costo de la transición se calcula en ¢18.835 millones e incluye el sistema integral de estadísticas macroeco- nómicas del BCCR.

En el nuevo año base, los servicios pasaron de un 28%en1991aun40%enel 2012 lo que los hace esen- ciales para la economía y como ésta tiene que prepa- rarse para el futuro. Es fundamental, debido al

nuevo peso de los servi- cios, que el país destine más recursos al área de investi- gación y desarrollo (I&D) que según el nuevo cálculo del año 2012 fue de apenas un 0.54% del PIB.

Además, es imprescindible que se prepare a la oferta laboral para afrontar este cambio que ya desde hace algunos años se viene expe- rimentando, por citar un ejemplo, con la inclusión de impresas líderes inter- nacionales. De acuerdo con CINDE la inversión en este rubro se ha aumen- tado considerablemente, al punto de generar más de 78000 empleos e impor- tantes encadenamientos.

El protagonismo de los servicios explica por qué el gobierno pretende imple- mentar el impuesto al valor agregado (IVA) en

donde este fungirá como una cadena en la cual cada eslabón será un fiscali- zador, reduciendo en gran cuantía las exoneraciones y la evasión.

Es importante resaltar que el sector privado aporta el 73% del valor agregado del nuevo PIB, en donde los hogares representan un 20,6% y las empresas un 52,8%. Por último, en un mercado compuesto por un 95% de PYMEs es impres- cindible que la economía esté lista para este tipo de transiciones. Aunque, ¿está realmente la economía preparada? un déficit fiscal alarmante y un desempleo del 10% aproximadamente demuestran que no del todo.

Fuentes: BCCR, EF, INEC, La Nación.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*