Las tres facetas de “Luilli” Conejo

  Las tres facetas de Luilli Conejo

Por: Marilyn Ramírez / marilyndeporteselsol@gmail.com

SAN RAMÓN Triatlón; un solo deporte no es suficiente y para Luis Gabelo Conejo Lobo menos. Con 24 años de edad, “Luilli” como le suelen llamar al ramo- nense, es jugador de baloncesto, triatleta y estudiante de Farmacia en la Universidad de Costa Rica –UCR-.

Recientemente, Conejo participó en la primera fecha del TriaCup 2016, la cual tuvo como escenario la playa de Carrillo, Guanacaste y en la que el poeta se adueñó de la tercera plaza en la categoría 24-29 años.

“Es una experiencia bonita porque es la primera vez que logro podio desde que inicié triatlón. Yo con mi grupo de amigos nos inscri- bimos en distancia Sprint como parainiciarlatemporadadelaño. Antes de empezar el evento, vimos que no eran tantos los participantes, que estaba bonito”, comentó Conejo para El Sol de Occidente. El atleta y estudiante agregó que al llegar a la competencia no observó a muchos participantes.

“Habían varios élites. Al correr ya uno más o menos iba viendo quienes iban quedando y al llegar yo no sabía realmente si había quedado en el podio o no. Fue hasta que llegué a la cabina que me llamaron y me dijeron que había quedado tercero en la categoría, fue bastante agradable, y en la noche la celebración estuvo vacilona”, dijo.

Luilli tiene casi año y medio de haberse iniciado en el triatlón, anteriormente solo corría y peda- leaba en Mountain Bike por recreación.

“Después de que aprendí a andar, mi cuñado Alonso me metió en esto. Ya he hecho distancia olím- pica y en miras de si Dios quiere; este año comenzar en distancia media y luego larga, pero ahí veremosmasadelante”,mencionó. El ramonense dijo que no lograría escoger entre el baloncesto o el triatlón,peroquesítiendeaenfo- carse más en el balón.

“Poner en balanza el básquet y el triatlón es un poco difícil, son deportes son muy diferentes y creo que me inclinaría por ambos. A futuro seguro sería triatlón porque es un poco mas individual y hay mas libertad de entrenar. Por el momento, el deporte primario seria el baloncesto, siempre practicando el triatlón, que son dos pasiones como le llama uno, por igual”, indicó.

Luilli expuso que se ha tardado en concluir su carrera profesional de Farmacia, pero que este mismo año estaría finalizando su licencia- tura y tanto en el estudio como en el deporte, se ha visto obligado a sacrificar su tiempo y distribuirlo de la mejor manera para “dar la talla” en todo.

“Es sacrificado, muchas horas de familia, de estudio, de ocio, de salidas, muchas cosas que termina uno poniendo en balanza. Que qué le interesa más, si entrenar en la madrugada, si salir en las noche, si ir de paseo, estudiar. En mi casa mis papás siempre nos han apoyado en deporte, yo si he tenido que sacrificar materias, y me he atrasado un poco en la carrera, la he ido sacando un poco mas lento pero si Dios quiere ya este año termino la licenciatura”. Una vez que Conejo finalice su faceta universitaria, continuaría con la laboral, a partir de ahí, tendrá que sacrificar alguna de sus dos pasiones.

“Lo del baloncesto es lo más dudoso, espero terminar bien esta temporada. Dios primero y quedemos campeones, sería lo mejor que nos podría pasar, y ya enmirasdelasiguientetemporada y el otro año, tendría que ver como estoydetiempoparaacomodarme contrabajoyestudio,alnotener eso definido, no sé que pasaría conelequipo.Esperocontinuar.El punto es mantenerse constante y disciplinado en lo que uno quiere porque si uno quiere hacer ciertas cosas tiene que sacrificar otras para poder salir adelante”, cerró Conejo.

Deja un comentario