Mitos sobre los tratamientos de conductos radiculares

Captura de pantalla 2016-03-26 a las 12.26.43

Por: Dra. Antonieta Muñoz Solís / 24457108

Los tratamientos de conductos radiculares o tratamientos de nervio consisten en la limpieza en el interior del diente, donde se encuentra la pulpa dental, tejido suave que contiene fibras nerviosas, vasos sanguíneos y otros componentes celulares. Si este tejido se inflama empieza a hacer presión contra las paredes del conducto y produce dolor; conforme pierde oxígeno se va muriendo hasta producir infección.

El tratamiento de conductos resuelve la inflamación y degradación de este tejido al eliminarlo de los canales radiculares, a diferencia de lo que las personas creen, este procedimiento no es dolo- roso, todo lo contrario, busca aliviar el dolor; además, se realiza con anestesia para garantizar la comodidad de la persona.

Los tratamientos de conductos no son largos ni duran muchas citas, actual- mente existen muchos equipos que agilizan el procedimiento y lo hacen menos invasivo, logrando que se realice en 1 o 2 sesiones de 1 hora o menos, entre ellos: localizadores apicales para determinar la longitud de la raíz, sistemas de limpieza rotatorios y equipos de relleno que realizan la preparación y selle de los canales mejor y más rápido, y finalmente aparatos de magnificación y tomografía computarizada para una mayor precisión. Un diente al que se le ha reali- zado este procedimiento no está más débil si la reconstrucción que se hace posteriormente es la adecuada.

Una restauración defectuosa puede llevar a la recontaminación de los conductos y la fractura del diente, no teniendo más salida que su extracción. Con un adecuado cubrimiento, el diente con tratamiento de conducto puede durar muchos años más.

Finalmente, si bien ya conocemos que el tratamiento de conducto no es tan traumá- tico como se piensa, es impor- tante mantener nuestros dientes lo más sanos posible y no llegar a situaciones que produzcan dolor o infección. Cuando sienta molestias en sus piezas dentales consulte a su odontólogo de confianza, nuestra finalidad es prevenir y mantener su boca sana.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*