¿Parásitos intestinales?

Estética para perro Caniche  

MASCOTAS. Los parásitos intestinales se pueden convertir en un problema para la salud de nuestro perro y en casos severos hasta llegar a causar la muerte incluso en la edad adulta.

Estos son difíciles de detectar y suelen alojarse en los intestinos, pulmones, riñones y músculos  del animal alimentándose de su sangre y nutrientes.

Entre algunos de los parásitos más comunes que puedes encontrar están los gusanos platos y redondos, y los más frecuentes son los cans, coccidios, giardias y tenías.

Algunos de estos parásitos pueden detectarse a través de las heces, tal es el caso de los gusanos planos y redondos. Estos son transmitidos a través de parásitos externos como las pulgas, o de la leche materna.

Un dato curioso es que los huevos de los parásitos salen por las excreciones de los perros lo que la convierte en la fuente principal de contagio y no es necesario que las ingieran, es suficiente con olerlas.

Si su perro presenta cualquiera de los siguientes síntomas deberá acudir al veterinario para que realice un examen de heces: vómito, diarrea en casos graves acompañada de sangre, tos, apetito voraz (como nunca antes), pérdida de peso, decaimiento del ánimo, vientre abultado, andar sentado rascándose el ano, heces anormales y pelaje seco.

La manera más sencilla de evitar estos parásitos es administrando dosis de antiparasitarios intestinales de acuerdo a la recomendación del veterinario.

También puedes cuidar los alimentos que come el can, recoger las heces y evitar que el perro entre en contacto con las heces de otros.