Escultura rinde homenaje al “Mago del Balón” en el parque Palmares

Inaugurada el pasado 19 de enero

Andrés Castro acastro@elsoldeoccidente.com

ALAJUELA. Hace apenas dos meses el parque Palmares fue reabierto luego de una intervención municipal que le dio una nueva cara y ahora un nuevo inquilino acompaña a quienes se dan cita en este bonito espacio público alajuelense.

Se trata de la escultura que rinde homenaje al recordado futbolista de la Liga Deportiva Alajuelense (LDA), Alejandro Morera Soto. Ilustre ciudadano que además de futbolista, incursionó en la política, pues fue diputado de 1958 a 1962 y gobernador de la provincia de 1966 a 1970.

En la visita que hicimos al parque Palmares, conversamos con Carlos Jiménez, un hombre delgado de 85 años y vecino de la zona, fiel seguidor del conjunto alajuelense que recuerda perfectamente a Morera Soto.

“Yo era un carajillo cuando lo vi jugar, habilidoso con la bola, era de esos jugadores a los que no cualquiera le quitaba el balón. La estatua es muy bonita, elegante, grande, como la gran persona que fue dentro y fuera de la cancha”, recordó Jiménez.

Durante el homenaje que se rindió a Morera Soto (19 de enero), Julita Pacheco viuda del jugador, recibió un reconocimiento por parte del alcalde local. Esa noche, también participaron jugadores del primer equipo de la LDA, representantes del gobierno local, invitados especiales y público en general.

“Imagino aquel mes de julio, iniciaba apenas el siglo XX de una Alajuela plácida y tranquila, probablemente las lluvias abrigaban las tardes de la ciudad, estoy seguro que su llegada, como la de todos los niños, fue motivo de alegría y bendición. Me imagino dando sus primeros pasos en calles empedradas y plazas polvorientas, dando sus primeros pasos con zapatos de cuero duro, imagino su primer encuentro con ese balón, el que le acompañaría de por vida”, reseñó el alcalde local Roberto Thompson, sobre Morera en el acto de homenaje.

La mencionada escultura es una obra de Edgar Zúñiga Jiménez; se une a otras como la pareja de bailarines de “swing criollo” que recientemente fue inaugurada en el parque Próspero Fernández (frente al cementerio central).