Identifique el comportamiento de su mascota

Andrés Castro / acastro@elsoldeoccidente.com

GRECIA. Indiferentemente de la raza, los perros reaccionan de forma distinta al primer acercamiento con una persona. Incluso, el comportamiento con sus propietarios podría cambiar en ciertos momentos, por ejemplo, cuando de bañarlos se trata.

“Mi enana es súper hiperactiva, pero para nada violenta. Sólo se altera un poco con la pólvora, pero es muy fácil tranquilizarla, también intenta morderme cuando voy a bañarla pero he descubierto que si lo hago con agua caliente está tranquila”, dijo Katherine Bolaños, vecina del Poró y propietaria de Susy, una pequeña perrita mestiza.

Este caso es un claro ejemplo de la importancia de conocer las mascotas y saber qué hacer cuando reaccionan a nosotros. Especial cuidado deben prestar los adultos a cómo se relacionan sus hijos con las mascotas. Marcela Burgess, veterinaria de Cargill Nutrición Animal, reco- mienda que si un adulto o niño

se quiere acercar a un perro, es ideal consultar siempre al dueño si se puede o no, y si la respuesta es positiva debe esperarse a que el animal lo vea y olfatee su mano antes de acariciarlo.

Algunas de las condiciones para no acercarse son: ladridos, gruñidos, dientes al descubierto, orejas alzadas hacia adelante, cola erguida, patas rígidas y pelo erizado. En cualquiera de estas situaciones, lo mejor es no moles- tarlos, evitar un acercamiento de forma brusca; en caso de posible mordedura, colocar un objeto entre usted y el perro.

“Si la persona prefiere alejarse, tiene que hacerlo despacio, sin correr y sin hablarle fuerte sino con voz baja y calmada. Además, debe evitar el contacto visual prolongado ya que puede ser interpretado como una amenaza”, explicó Burgess.

Preferiblemente se debe mantenerlos en espacios abiertos, respetar su entorno para que no se sienta acorralado contra esquinas o paredes. Evite arrebatarle sus juguetes, huesos o cualquier otro objeto que le pertenezca pues no se sabe cómo podría reaccionar.