Gobierno implementa medidas para reducir el gasto público

Diputado alajuelense cuestiona propuestas de Hacienda

Andrés Castro
acastro@elsoldeoccidente.com

SAN JOSÉ. El Gobierno Central continúa avanzando para contrarrestar el déficit fiscal. Acciones administrativas, decretos, directrices y proyecto de ley, son algunas de las medidas anunciadas.

Durante la presentación de la propuesta “Sostenibilidad fiscal por el bienestar de Costa Rica”, el pasado 30 de mayo ante la Asamblea Legislativa, la ministra de Hacienda, Rocío Aguilar fue enfática: “Se nos agotó el tiempo. Sin la suma de todos no lograremos evitar la crisis”.

Entre el 1.6% y 1.7% del Producto Interno Bruto (PIB), sería la reducción del déficit fiscal. Lo anterior no implica la solución a la crisis, según el Gobierno, deberá venir acompañado de la aprobación de la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas. Reducir el déficit un 3% del PIB, permitiría sanear las finanzas.

El diputado alajuelense Dragos Dolanescu, fue uno de los más críticos a las iniciativas presentadas, en su cuenta de Twitter manifestó: “La propuesta de reducción del gasto del Ejecutivo es de ¢49.000 millones al año, dentro de un presupuesto de casi ¢9 billones, lo que significa un ahorro de ¢4.141,6 millones. O como dirían en el Parque de Alajuela, quieren que apaguemos un incendio a punta de cuechazos”.

El primero de junio, Carlos Alvarado, presidente de la República y la ministra Aguilar, firmaron 6 directrices, 1 proyecto y 3 decretos que contemplan disminuir el gasto público. Cambios en materia salarial, anualidades y crecimiento cero en el presupuesto nacional del 2019.

Un aspecto altamente cuestionado por sindicatos y la industria alimentaria, es la intención estatal de un impuesto del 2% a la canasta básica. Con esa medida se grabarían productos como el pescado, el atún, el azúcar, el aceite de soya, los embutidos, el trigo, el pollo, la carne de cerdo y res.

Además de posibles huelgas, el dirigente sindical Albino Vargas, afirmo que “La clase trabajadora está bajo ataque, no solo por el paquetazo de impuestos, sino también por el congelamiento salarial y el proceso de reducciones salariales”.