Una bomba de tiempo con nombre y apellido “Déficit Fiscal”

Andrés Castro
acastro@elsoldeoccidente.com

La movilización sindical del pasado 25 de junio, reunió en las calles a miles de empleados públicos. Esta, ha sido hasta el momento, la huelga más grande que ha tenido que enfrentar el gobierno central.

La mañana de ese lunes, en múltiples lugares del territorio nacional, la misiva colectiva fue el rechazo a todas aquellas iniciativas de ley y políticas públicas que impulsan nuevos impuestos.

En un oficio del 29 de junio anterior, el movimiento sindical solicitó al presidente, Carlos Alvarado, detener el trámite del paquete de impuestos (Expediente 20.580) para analizar alternativas en una Mesa de Diálogo Multisectorial y también descartar una declaratoria de ilegalidad de la huelga.

Igualmente dejaron constancia de su inconformismo con las directrices del Ministerio de Hacienda, que en su momento expuestas en la Asamblea Legislativa.

Ante la Comisión Especial que estudia el plan fiscal, la Contralora General de la República, dijo que la aprobación del Impuesto al Valor Agregado (IVA) “resulta impostergable”.

“Entendemos la urgencia y el apremio que tenemos como país, aun cuando su impacto fiscal podría no ser suficiente para garantizar la sostenibilidad financiera del Gobierno de la República”, dijo el 27 de junio anterior la Contralora.

La funcionaria insistió en que las medidas administrativas promovidas por la ministra de Hacienda, Rocío Aguilar, son complementarias.

Durante los dos gobiernos anteriores (Chinchilla Miranda, Solís Rivera) se promovieron proyectos de ley que modificaron el Código de Normas y Procedimientos Tributarios. Pese a que con ello se fortaleció la lucha contra la evasión fiscal, los números siguen en rojo.

Según estiman en Hacienda, el ajuste necesario para estabilizar la deuda pública podría llegar a representar el 8% del Producto Interno Bruto, en caso de no hacer los ajustes necesarios.

Todos coinciden en que se debe hacer frente a una situación desfavorable para el país. Es urgente generar más ingresos y controlar más el gasto público. La bomba de tiempo sigue activa, y mientras unos proponen, otros simplemente se oponen

*Foto: APSE, movilización del 25 de junio.

Avatar
Sobre REDACCIÓN 3656 Artículos
REDACCIÓN Periódico El Sol. Medio de comunicación regional (506) 24476883