Más de 270 mujeres dan gracias en la Hora Santa de las embarazadas

  • Fe, ilusión, y amor por la vida acercó a muchas familias
  • Actividad tiene más de 20 años de realizarse

Anyelin Campos / acampos@elsoldeoccidente.com

SAN RAMÓN. El don de la vida es uno de los tantos que se viven con devoción en los Festejos Patronales de San Ramón, este año no fue la excepción y alrededor de 275 mujeres se acercaron al templo parroquial para ofrecer sus peticiones o agradecimientos a Dios, a través de San Ramón Nonato.

Esta es una de las actividades más esperadas del cronograma de los Festejos,  ya que la celebración reúne a mujeres que tienen vida en sus vientres,  mujeres que anhelan ser mamás y otras más que vienen con sus bebés en brazos para agradecer y dar testimonio por el milagro concedido.

“Esta es una experiencia hermosísima, es un momento lleno de Dios y de mucha espiritualidad por todo lo que se experimenta en el instante de oración, tanto con el Santísimo en el vientre de las mamás como cuando sus familiares oran por ellas”, explicó el Cura Párroco, Greivin Hidalgo.

Hay un momento realmente especial y emotivo en esta celebración, y es la imposición del santísimo en el vientre de cada una de esas futuras madres.

Muchas de las madres que asisten con sus hijos, van a agradecerle a San Ramón Nonato (el santo de las embarazadas) pues aseguran que sus hijos son un milagro, en muchos casos las posibilidades que tenían de tener un hijo eran mínimas, pero afirman que su fe y la intersección del santo, es más fuerte que cualquier diagnóstico médico.