5 hábitos que necesitas incluir en tu rutina para vivir más

Los hábitos son esos comportamientos que tenemos y que repetimos con cierta periodicidad. Hay hábitos positivos, así como también a veces tenemos otros que no son precisamente los más saludables, pero aun así forman parte de nuestras vidas. La meta debería ser que la gran mayoría de nuestros hábitos, por no decir que todos, tengan aportes saludables. Esto quiere decir, que debemos deshacernos de aquellos que no tienen esa característica.

Los hábitos son importantes porque se trata de acciones repetitivas. Cuando realizamos muchas veces una acción esta comienza a dar resultados, dependiendo de la naturaleza del hábito. Por ejemplo, cuando una persona adopta el hábito de fumar y es algo que hace constantemente, lo más probable es que tenga problemas respiratorios y sus probabilidades de sufrir enfermedades de boca, garganta y pulmones aumentan exponencialmente.

Lo mismo ocurre cuando se adoptan hábitos positivos, las personas cosecharán los frutos de su disciplina y perseverancia. Por ejemplo, si tú quieres volverte millonarios, al adoptar estos hábitos de la gente rica estarás mucho más cerca de llegar a la meta deseada, tus probabilidades aumentan.

Todos tenemos hábitos y en muchas ocasiones son prácticamente automáticos, los tenemos sin ser conscientes de ellos. Quizá desde pequeños nos los enseñaron y los seguimos poniendo en práctica desde niños sin habernos cuestionado si nos siguen dando aportes positivos o lo mejor es reemplazarlos por otros.

Por eso, la recomendación es hacernos una pequeña evaluación y conocer cuáles son esos hábitos que son parte de nuestras vidas para dejar de lado los que no son necesarios y adoptar otros que sean más pertinentes y que tengan la capacidad de hacernos cambiar para mejor, así sea poco a poco.

Hay hábitos que podemos adoptar para mejorar nuestras finanzas personales, como ya mencionamos, otros para lucir mejor, hábitos para conseguir y mantener amigos, entre muchos otros. En este texto nos enfocaremos en algunos de los hábitos que puedes empezar a poner en práctica para que puedas vivir una vida más larga y saludable.

– Come más proteína de origen vegetal: puedes encontrar proteínas en distintas carnes, aves, huevos, etc. Esas son de origen biológico y aunque son bastante saludables, un estudio conducido por la Universidad de Harvard reveló que: “por cada 3% de aumento en calorías de proteínas vegetales, había una disminución en el riesgo de muerte en un 10%”.

Y es que las proteínas vegetales tienen la capacidad de ayudar a disminuir la presión arterial, enfermedades cardiovasculares, así como el riesgo de cáncer.

Algunas fuentes de proteínas vegetales son: los frutos secos, el brócoli, las legumbres como garbanzos y lentejas, espárragos, coliflor, algas marinas, entre otros.

– No permitas que el estrés te gane: esta es una enfermedad de la que nadie está exento. Tenemos muchas más responsabilidades y un estilo de vida considerablemente más agitado que el de hace algunas décadas, por lo que el estrés puede hacerse presente.

Aunque algunos crean que esto es normal, no debería serlo y en vez de “acostumbrarse a él”, lo más recomendable es deshacerse de este ¿Sabías que, según estudios el estrés puede traer tantas consecuencias negativas como la obesidad o el tabaquismo? Quizá suena exagerado, pero no lo es.

Si sueles sufrir de estrés, mira en Gananci algunas maneras de quitarlo. Una vez lo logres estarás mucho más saludable y con menos de riesgos de enfermedades crónicas.

– Camina más: esto tiene múltiples beneficios, además de que es algo que puedes incluir en tu rutina fácilmente. Las personas sedentarias, aquellos que pasan demasiado tiempo sentadas durante el día tienen mayores riesgos de desarrollar enfermedades debido a la falta de estímulo es los músculos.

– Ejercita tu cerebro: el cuerpo no es lo único que necesita mantenerse en forma. El cerebro también puede sufrir enfermedades devastadoras, lo que evita que las personas que las sufren puedan vivir sus últimos años de manera saludable.
Según estudios, el mantener un cerebro bien estimulado deviene en un mejor funcionamiento cognitivo por más tiempo, lo que es vital para prevenir enfermedades como la demencia, el Alzheimer, entre otras.
Puedes ejercitar tu cerebro leyendo a diario, realizando zopas de letras, sudokus, armando rompecabezas o haciendo otro tipo de pasatiempo saludables.

– Toma una pequeña copa de vino al día: algunas personas creen que lo mejor es renunciar al alcohol, cuando este en realidad no es malo. El exceso es lo que es dañino, pero si tomas una copa pequeña de vino al día (aproximadamente 100ml) estarás consumiendo un antioxidante de nombre resveratrol.
Este pequeño hábito puede ayudarte a prevenir las enfermedades cardiovasculares, así como la inflamación, entre otros problemas de salud, lo que puede hacer que te mantengas por mucho más tiempo en este plano. Eso sí, es importante que no te excedas en la ingesta de bebidas alcohólicas, ya que el efecto sería todo lo contrario a lo que estás buscando.