La CCSS solicita mantener cuidados para evitar enfermedades transmisibles durante la época seca

Karen Rojas
karenperiodicoelsol@gmail.com

NACIONAL. La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) solicita a la población adoptar una serie de medidas preventivas, con el propósito de reducir el riesgo sanitario que suele incrementar la aparición de enfermedades transmisibles ante la afectación meteorológica seca que se mantiene en el país, tras la llegada del “Fenómeno del Niño”.

“Ante la presencia de sequía, temperatura y escasez de agua en algunos sectores del país, es necesario incrementar la vigilancia y adoptar una serie medidas para disminuir el riesgo de aparición de brotes de diarreas, infecciones respiratorias, leptospirosis, dermatitis, conjuntivitis, enfermedades vectoriales, aumento de roedores, entre otros, con la finalidad de prevenir la transmisión en las zonas afectadas”, expresó Xiomara Badilla jefa de la Subárea Vigilancia Epidemiológica de la CCSS.

Asimismo se mencionó que entre otros de los factores de riesgo para la aparición de enfermedades se encuentran la escasez de agua potable para el uso y consumo de las personas y la producción de alimentos, sistemas inadecuados de evacuación de desechos, así como cambios bruscos de temperatura, por lo que resulta imprescindible reforzar las medidas higiénicas.

Según la especialista, como parte de las acciones de intervención primaria, dirigidas a la prevención de diarreas e infecciones respiratorias se incluyen el correcto lavado de manos con agua y jabón, el protocolo de tos y estornudo, no compartir utensilios para comer o beber, vigilar la calidad y la manipulación del agua y de los alimentos, y hervir y clorar el agua previo a su consumo.

Del mismo modo, con el propósito de minimizar los riesgos de transmisión de enfermedades, tales como el Dengue, Zika y Chikungunya durante la época seca, la doctora Badilla manifestó que una de las medidas principales consiste en tapar, voltear o eliminar todos aquellos utensilios que acumulan de mosquitos tanto en el interior de las casas como en sus alrededores.

Adicionalmente, la especialista enfatizó la importancia de implementar medidas dirigidas a prevenir la sobreexposición al sol, la deshidratación y los golpes de calor, que podrían ser habituales durante las altas temperaturas.