Anuncian otro capítulo de la novela “Carretera San José – San Ramón”

Andrés Castro | acastro@elsoldeoccidente.com

SAN JOSÉ. En el ejercicio de nuestra profesión, ya sabemos que el anuncio gubernamental de una obra, no necesariamente implica su ejecución, sino el comienzo de todo un proceso casi novelesco.

En un nuevo episodio de la novela dramática a la que llamaremos “Proyecto de la carretera San José – San Ramón”, la mañana de este lunes en el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) se anunció que finalmente el Gobierno envió el presupuesto para las primeras obras de esta importante vía.

Obras Impostergables (OBIS), memorice bien esas siglas, porque si de algo estamos seguros es que seguiremos hablando los próximos meses (tal vez años) de esos trabajos que son urgentes, pero que hasta no verlos ejecutados, mejor no celebrar.

Para convencerlo a usted de lo novelesco que ha resultado este tema, nos remitiremos al año pasado. Y sí, sabemos que son muchos años de estar esperando la vía, pero hablaremos únicamente de las OBIS.

Previo al inicio de su administración, Carlos Alvarado dijo que el proyecto debía esperar por lo menos 3 años. Eso encendió las alarmas de los representantes regionales.

Propuesta del puente sobre el Río Alajuela

Uno de los más enérgicos fue el legislador Daniel Ulate (PLN), quien en mayo del 2018 declinó votar por la representación del PAC en el directorio legislativo. Acción que algunos cuestionaron, pero que sirvió para llamar la atención sobre el proyecto.

Posteriormente, con bombos y platillos, desde Casa Presidencial se anunció que serían intervenidos 17 puntos (puentes, intercambios viales, etc) entre San José y San Ramón.

Los planes del Ejecutivo eran tener maquinaria y equipos en las vías, a partir del segundo semestre de este año. Sin embargo, problemas propios de la tramitología en nuestro país, no habían garantizado la totalidad de los recursos para esas obras.

Pero bien, el Gobierno dijo que envió este lunes a la Asamblea Legislativa un presupuesto extraordinario que incluye ¢40.000 millones para el Consejo Nacional de Vialidad (CONAVI), parte de los cuales serán destinados principalmente a las OBIS.

Rodolfo Méndez, ministro del MOPT, explicó las razones del atraso: “El motivo por el que hasta ahora se hace la transferencia de los recursos por ¢70 mil millones que será la partida total (…) es que por razones técnicas y por acuerdo que había adoptado el INS, para dar un plazo de recaudar recursos del impuesto sobre la propiedad de los vehículos, se recolectaron a fin de año (2018), en los últimos 2 o 3 días; por ese motivo no se asignaron al Conavi hasta este año”.

¿Qué sigue? La partida está contemplada dentro de un presupuesto extraordinario que debe tramitarse en la Comisión de Hacendarios (Asamblea Legislativa).

En nuestra edición impresa de junio ampliaremos sobre el tema y en los próximos meses seguramente seguiremos hablando de OBIS, sus avances, problemas, quizás falta de recursos y de múltiples inauguraciones (17 puntos serán intervenidos), mientras se “avanza” con el esperado proyecto que mejorará la carretera San José-San Ramón.