Importante investigación cafetera se realiza en finca de Starbucks

Hacienda Alsacia en San Isidro de Alajuela

Andrés Castro
acastro@elsoldeoccidente.com

ALAJUELA. Posiblemente usted sepa de la existencia de Starbucks, franquicia norteamericana de cafeterías, con alto prestigio a nivel mundial. Lo que seguramente desconoce, es que su primera y única finca cafetera está en nuestro país.

Se trata de Hacienda Alsacia, ubicada en las laderas del Volcán Poás, a pocos minutos de Alajuela centro. Finca de 240 hectáreas que se ha convertido en la sede central de agronomía de Starbucks.

En ese lugar, se lleva a cabo actualmente una investigación que impactará a productores del grano en todo el mundo. Se trata de un proyecto conjunto del Instituto del Café de Costa Rica (Icafé) y Starbucks, para identificar nuevas variedades.

Durante 4 años, se determinará en 5 genotipos la producción y el rendimiento, al igual que sus características. Se estudiará su resistencia a la roya del cafeto, a la antracnosis y al ojo de gallo, achaques comunes del cultivo.

“Cultivando cambio”, bajo esa idea, Starbucks da a conocer su trabajo para favorecer a los pequeños productores. Esos que deben enfrentar altos costos de producción, cambio climático y enfermedades que pueden acabar la cosecha.

La Hacienda Alsacia, además de ser un lugar para estudiar el grano, también es un polo para la atracción de turismo. En la página web (www.starbuckscoffeefarm.com) se promociona un recorrido que dura una hora y media, donde los visitantes podrán conocer la producción y sabor de un buen café.

El lugar está abierto al público todos los días, en el centro de visitantes, de 8:00 a.m. a 4:00 p.m. y en el área de cafetería y tienda de souvenirs hasta las 6:00 p.m. La entrada tiene un costo de $16.40 para nacionales, estudiantes costarricenses $12.75 y niños gratis (hasta los 6 años).

La finca fue adquirida por la firma norteamericana en el 2013, y habilitada para los visitantes desde el pasado 7 de marzo. En las 240 hectáreas de terreno, 170 son para la siembra, 10 para investigación y otras se destinan a la protección.

*Fotografías: 1. Productor local beneficiado con las investigaciones, junto a Carlos Mario Rodríguez, director global de agronomía de Starbucks.