Asociación en Occidente brinda apoyo a mujeres para que desarrollen habilidades y puedan optar por opciones laborales

Karen Rojas
karenperiodicoelsol@gmail.com

REGIONAL. Se trata de Árbol de Esperanza una asociación que nace con el objetivo principal de generar espacios de empoderamiento para las mujeres.

¨Espacios que incentiven el desarrollo desde la autonomía para la toma de decisiones sobre su vida, familia y espacios laborales, porque sí creemos que todo inicia desde el momento en que las mujeres nos posicionamos ante nuestros derechos y empezamos a tomar decisiones desde la cotidianidad¨, expresó Mariam Vargas comunicadora de desarrollo de la asociación.

Árbol de Esperanza es una asociación sin fines de lucro que nace en el 2013 a partir de un voluntariado que se realizó en Occidente por parte de una extranjera.

¨Por cuestiones del destino llega a Bajo Tejares y se encuentra con que había una gran atención hacia los niños, pero las mujeres en sus distintas condiciones no tenían un espacio de atención para ellas en esa comunidad, por lo que empezó a brindar atención psicológica¨, dijo Vargas.

Ese año ante la necesidad de trabajar no solo espacios de atención sino también de involucramiento para que las mujeres pudieran desarrollar habilidades y optar por oportunidades laborales se crea ¨Mujeres de Cambio¨. Después de haber estado trabajando varios años, en el 2017 se modifica y se constituye lo que hoy es Árbol de Esperanza.

¨Trabajamos en distintos niveles, el primero mediante un programa de tres fases que consta de atención psicológica, atención grupal con psicología, trabajo social y círculos de mujeres. En la segunda fase se involucran todo lo que son derechos humanos, trabajo sobre relaciones interpersonales y vinculaciones. Por su parte, la tercera fase comprende espacios de desarrollo para habilidades laborales¨, externó.

Además añadió que, se encuentran trabajando desde la primera fase con cursos de costura, corte de cabello, uñas, maquillaje, peinados, y jabones.

¨Nosotras lo que queremos es abogar porque las mujeres puedan modificar su forma de consumo, no porque sea errónea si no para que sea más sustentable tanto con el ambiente como con su economía¨, indicó.

Con lo anterior la idea es que las participantes puedan desarrollar habilidades que reduzcan los costos en su hogar, además que puedan crear productos no solo para vender sino también para consumo propio.

La duración de cada curso es variada, van desde los que duran un día, tres y hasta 6 meses.  Si desea mayor información puede comunicarse al 7202-6170.

Avatar
Sobre REDACCIÓN 3656 Artículos
REDACCIÓN Periódico El Sol. Medio de comunicación regional (506) 24476883

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*