Setiembre duplicó muertes en moto respecto a los últimos 4 meses

Incremento inusual de muertes de motociclistas disparó decesos durante el pasado mes de setiembre

El 58% de los fallecidos iban en motocicleta.

Setiembre cerró con 43 muertos en el sitio del accidente; de ellos, 25 viajaban en motocicleta, lo que representó el 58% del total de fallecidos.

El uso de la luz siempre que se viaja en moto y el chaleco reflectante, son obligatorios. Si se toma en cuenta que la última ocasión en que se superó los 20 muertos en motocicleta en un mes (21 en abril) se tenían 5 meses con cifras relativamente bajas. De hecho, después de marzo, cuando murieron 29 motociclistas, la de setiembre es la cifra más alta del año. “Llevábamos un trimestre completo con cifras por debajo de los 30 decesos, e incluso en mayo apenas superamos esa meta, con 31 casos. En esa misma línea, los motociclistas estaban representando sumas de 11 o 13 decesos, pero en setiembre se duplicó. Es claro que el actor vial que disparó la estadística de fallecidos fue el motociclista y hacia ellos debe ir el llamado a la prevención y la autocrítica respecto a su conducta vial; sin dejar de lado a los otros conductores, para que también respeten a estos conductores y eviten, así, fatalidades que incluso los puede llevar a la cárcel, si en un juicio se determina culpa”, resumió el Lic. German Marín Sandí, Director de la Policía de Tránsito. Con la consolidación de la época lluviosa, y al ser octubre uno de los meses más lluviosos del año, las solicitudes de la Policía de Tránsito hacia la prevención, no se hicieron esperar. Así, usar ropa clara o reflectante de la luz, además del chaleco obligatorio es uno de los consejos, llevar la luz encendida siempre, para hacerse visibles y en respeto a la Ley de Tránsito es otro tema clave. “También queremos instar a otros conductores a tener cuidado con los motociclistas, a abrirles espacio para que pasen, en lugar de cerrarles el camino, a respetar su derecho a viajar por el centro del carril, a estar atentos a la carretera y no al celular, para poderlos ver, tomando en cuenta que, por su tamaño, cuesta más visualizarlos. En fin, estamos haciendo un llamado al respeto mutuo y al respeto de todos a la Ley de Tránsito, para reducir riesgos”, acotó Marín. Setiembre también presentó una cifra inusual de muertos en bicicleta, con 5 fallecimientos, la más alta para un mes, en todo el 2019. La última vez que se superó esa cifra fue en diciembre pasado, con 7 muertes. Marín instó a los ciclistas a guardar más medidas de seguridad durante este mes de tanta lluvia, neblina y, en consecuencia, poca visibilidad incluso de día. Otros datos En lo que va del año, han perdido la vida en carretera 308 personas, 28 menos que entre enero y setiembre del 2018. La idea de las autoridades es lograr reducir la cifra de muertos en el 2019 respecto al año pasado. La principal causa de muerte, este año, es la imprudencia del conductor, con 76 fatalidades, le sigue la invasión de carril con 64 casos y, luego, el exceso de velocidad con 54 muertos. Pese a este orden, la imprudencia del conductor fue a la que menos decesos se le atribuyeron en setiembre, con 6 vidas perdidas, seguido por el abuso de la velocidad con 8 y la invasión de carril con 11 casos, es decir, más del 25% de las fatalidades de setiembre se atribuyen a esta última causa. Por otro lado, entre enero y setiembre se suman 155 motociclistas fallecidos, el 50% del total, le siguen el automóvil con 60 decesos y, de tercero, los ciclistas con 23 muertes. La mayoría de personas mueren entre las 6 de la tarde y las 12 de la noche (104), seguidos por la madrugada (12 am a 6 am) con 95 casos. El grueso de decesos corresponde a personas entre los 21 y los 30 años, con 84 muertes, seguido por personas entre los 31 y los 40 años, con 75 vidas perdidas. En otras, palabras, resaltó Marín, el 52% de los muertos en carretera son personas jóvenes de los 21 a los 40 años, en plena capacidad productiva, lo que implica que no solo pierden la vida, sino que hay una afectación a las economías familiares, que van generando otros problemas, como que el proveedor de la casa ya no esté y afecte las posibilidades de estudio y pago de alquileres, alimentación de menores, por ver solo una de muchas aristas.

Deja un comentario