Adolescentes recibieron atención en salud mental

Participaron en el programa Aulas de Escucha

Andrés Castro
acastro@elsoldeoccidente.com

ALAJUELA. Joel Márquez Vado, estudiante de 14 años del Instituto de Alajuela narró que él antes era “…deprimido, triste y no me gustaba salir. Pero cambié”. Él es uno de los 800 estudiantes que este año participaron en Aulas de Escucha.

Modelo de atención en salud mental que brinda herramientas a la población adolescente, principalmente de sétimo año en colegios de zonas vulnerables del país, para que permanezcan en las aulas y mejoren su calidad de vida.

Se les ofrece apoyo psicológico, talleres de arte y deporte, así como tutorías académicas e individualizadas.

Oscar Ulate, del colegio Julio Acosta de San Ramón, también participó este año el programa y habló sobre su realidad: “emocionalmente me ayudó mucho porque yo era muy tímido y me guardaba cosas. Me ayudaron a vivir más conmigo mismo, a entenderme, me ayudó en el arte, porque la verdad nunca lo había intentado, nunca me llamó la atención dibujar, hasta que me convencieron.

Me ayudó a convivir más con las personas, yo era muy apartado de la mayoría de mis compañeros, no confiaba mucho en nadie”.  

Aulas de Escucha es impulsado por el Departamento de Vida Estudiantil del Ministerio de Educación Pública (MEP), el Hospital Nacional Psiquiátrico de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

“Estamos muy satisfechos con los resultados iniciales obtenidos en este programa y, sobre todo, con el impacto positivo que ha tenido en la salud mental de los jóvenes (…) nos ayuda a la formación de personas más inclusivas, respetuosas y capaces de construir sus proyectos de vida”, afirmó Gabriela Valverde, directora de vida estudiantil del MEP.

Durante el 2019, participaron 800 estudiantes de 24 colegios en cuatro regiones del país: Área Metropolitana, Alajuela (incluye San Carlos y Occidente), Caribe (incluye Limón, Guápiles y Sarapiquí) y Pacífico.

A 376 de los estudiantes se les ofreció atención individual para abordar sus problemáticas como: autolesiones, tentativa de suicidio, problemas familiares, bullying, depresión, duelo y negligencia de los adultos a su cargo.

*Fotografía: Oscar Ulate, estudiante del colegio Julio Acosta, San Ramón.

REDACCIÓN
Sobre REDACCIÓN 3709 Artículos
Redacción El Sol webmaster@elsoldeoccidente.com Reciba noticias en su correo electrónico. Suscríbase en www.elsoldeoccidente.com

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*