Disfunción, lo que callan los hombres

Por Wílmer Oconitrillo / Twitter: @Wil_Oconitrillo

Absolutamente todos cargamos con dudas, temores, secretos, frente a esto lo más sano es buscar solución por nuestro bienestar físico y mental. Es el caso de la disfunción eréctil, tan común en la población masculina que algunas estadísticas revelan que uno de cada cinco hombres la padece, incluso en el rango específico de 40 a 70 años podría alcanzar a la mitad de la población. 

La disfunción sigue siendo un tema tabú entre hombres, aun con los esfuerzos comerciales de normalizar el uso de medicamentos y la información al alcance de un click, es una situación teñida por los sentimientos de hombría y ego que acarreamos la mayoría de hombres maduros, es común en una mesa de tragos las anécdotas sobre “hazañas” sexuales, aventuras y presunciones, pero es menos probable que alguno exponga sus desventuras o encuentros fallidos, ninguno dirá – tengo algunos meses de no experimentar una erección- (ni siquiera con palabras menos decorosas) podría ser motivo de risas y bromas, de ser tachado en adelante como “el que no sirve, el de la paloma caída”, incluso cuando en esa mesa existan dos o tres con el mismo problema.

La raíz del problema es muy diversa, no siempre se trata de un conflicto psicológico, incluso es tan delicado que automedicarse podría provocar un problema mayor como el caso de las personas con problemas cardiovasculares pues podrían acabar con un ataque al corazón. La recomendación es acudir a un médico para escudriñar profesionalmente la situación y si a usted se acerca un amigo que en confianza le comenta su problema, sea sensato, antes de mofarse, apóyele y refiéralo a un médico, recuerde además que los hombres somos números rojos en las estadísticas de suicidio, entre otras cosas, por todo lo que callamos.

La disfunción si no se trata, es metafóricamente como una bola de nieve, supongamos que es su primer encuentro sexual con una mujer los nervios u otros pensamientos empiezan a dominarlo y al estar desnudos no logra sostener la erección, los pensamientos derrotistas aparecen para empeorarlo todo. ¿Que sucederá en un segundo encuentro?,   irá con la mentalidad de no fallar lo cual suma negativamente, hay más tensión pero mental, donde requerimos tener algo tenso solo hay flacidez, así sucesivamente hasta que opte por examinarse y descubrir que probablemente sea un caso pasajero.

Entre los fantasmas que rondan detrás de la disfunción están, desde una ex pareja que se aferra a sus recuerdos hasta el uso de medicamentos como los antihipertensivos, antidepresivos, antipsicóticos, algunos para el tratamiento de trastornos gastrointestinales, anticonvulsivos, además de problemas de obesidad, fumado,  trastornos de sueño, depresión, estrés, ansiedad, abuso del alcohol u otras drogas, alteraciones vasculares (arteriosclerosis, hipercolesterolemia), diabetes, enfermedades neurológicas, testosterona baja, cirugía de la pelvis, colon, vejiga o próstata, lesiones, enfermedades crónicas (enfermedad de hígado, riñón), incluso la baja autoestima y los problemas de pareja; como pueden notar la lista es amplia, por eso hágase revisar frente a un caso persistente de disfunción, pues también para las mujeres el amor puede estar subeditado a la satisfacción sexual.

Si a este punto se pregunta si el problemita solo aparece con los años o usted es un veintiañero con un pene perezoso y ha descartado todos los posibles detonantes expuestos anteriormente, sepa que cada vez es más común la aparición del problema entre jovenzuelos (no porque antes no existiera sino porque no acudían a consulta) y una de las primeras preguntas que le harán es sobre sus hábitos de masturbación y el consumo de material pornográfico, pero para más detalles, ¡acuda a su médico!.

Nota aclaratoria: Este artículo no responde a una perspectiva médica profesional, es un aporte de su autor para éste medio de comunicación, consecuencia de investigación y con el afán de ofrecer información a nuestros lectores con una tónica amistosa y coloquial.

REDACCIÓN
Sobre REDACCIÓN 3733 artículos
Redacción El Sol webmaster@elsoldeoccidente.com Reciba noticias en su correo electrónico. Suscríbase en www.elsoldeoccidente.com

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*