La Economía también se enferma

Cómo el Coronavirus contagia la salud económica de nuestro país 

La teoría económica se basa en oferta y demanda, ¿cómo se ven afectadas ambas por una crisis mundial de salud como la qué vivimos? y ¿de qué manera sencilla podemos explicarlo para que sea comprensible para todos? La Economía se parece mucho a una relación de pareja, en donde la confianza juega un papel protagónico, es decir, mientras exista esta, las tensiones serán escasas o nulas, y la pareja no temerá en invertir en el otro, porque sabe que esa inversión será retribuida, doy afecto, en las múltiples formas existentes de manifestarlo, y también lo recibo, una balanza perfecta en donde la oferta y la demanda son iguales. Si la confianza llegase a fallar, la tensión aumentará, el equilibrio se pierde y los niveles de afecto cambian, uno o los dos contraerán su oferta de cariño, otro lo demandará menos o más, y la relación entra en crisis.

Lo mismo sucede a nivel económico, la incertidumbre se apodera de los diferentes actores económicos y la ineludible obligación de los entes rectores de la salud pública obligan a tomar acciones propias de una pandemia, cierre de fronteras y comercios, suspensión de actividades públicas y privadas y otros servicios comienzan a regularse para asegurar el principio de igualdad de oportunidades. Estas medidas ocasionan una contracción importante de la oferta y la demanda y por ende la economía nacional sufre. Las familias y empresas priorizan gastos y trasladan otros hacia productos o servicios necesarios para atender la situación actual y como en todo, hay “ganadores” y perdedores. 

El principal problema a nivel local es el empleo, si a demanda de productos y servicios disminuye, existirá un exceso de oferta de trabajo, la balanza se desequilibra y los empresarios deberán tomar medidas de reducción de personal. Detrás de las pérdidas de empleo hay familias, que ya no comprarán en el súper del barrio, no podrán pagar la colegiatura de sus hijos, no sacarán préstamos en el Banco y finalmente, al igual que con un estornudo, el mal de uno se contagia y se convierte en el de todos.

Viviremos un período importante de contracción económica, no obstante, la buena noticia es que al igual que la enfermedad, la economía también se recupera, ¿Cuánto tiempo tardará?, en la medida que el ciclo de contagio disminuya, los efectos económicos serán también menores y la recuperación será paulatina. De las crisis lo importante, además de sobrevivir, es aprender, así como te preparas para prevenir enfermarte de la salud física, también debemos prepararnos para no enfermar en la salud económica y financiera, y la mejor manera de hacerlo es prepararnos bien cuando la crisis aún no ha llegado. 

La economía es un matrimonio perfecto entre oferta y demanda, mantener los niveles de confianza es una prioridad, para ello hay que tomar a tiempo las medidas políticas, legales y económicas necesarias para que la crisis nos afecte lo menos posible.

MBA. Steven Mejías Rodríguez,Consultor en Dirección de Empresas Familiares. FAMBUSINESS COSTA RICA Email: smejias@iccfamilybusiness.com Teléfono: 8348-0431
Steven Mejías Rodríguez
Sobre Steven Mejías Rodríguez 6 Artículos
MBA. Steven Mejías Rodríguez Consultor en Dirección de Empresas Familiares FAMBUSINESS COSTA RICA Email: smejias@iccfamilybusiness.com Teléfono: 8348-0431

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*