La enfermedad del turismo, hoy

Lic. Luis Carlos Palazuelos Irusta | info@allcostaricaadventures.com

Asesorías Adetur

TURISMO. Todo pronóstico para el turismo luego del Covid-19 (un tipo de virus de la familia de los Coronavirus) es totalmente prematuro. Lastimosamente a la fecha muchos países no han llegado siquiera a lo que los expertos denominan pico, lo que en términos sencillos diríamos es el punto más grave de la pandemia desde donde ya las cosas no pueden empeorar más (deseamos que así sea) y se vean mejoras.

Es evidente que, paralelamente al problema sanitario-epidemiológico está el problema económico, el cual ya está manifestando sus primeras complicaciones, pero aún no ha impactado a esta sociedad global que no está preparada.

Luego de los atentados terroristas en Estados Unidos de Norteamérica en el 2001, una fuente periodística de renombre afirmó que debido al uso de aeronaves y al temor que representaba para los ejecutivos empresariales, que son quienes más vuelan, el turismo de negocios había muerto. Años después Costa Rica inaugura su propio Centro de Convenciones y la industria (esta modalidad de turismo) sigue en pie aquí y en el mundo.

Cuando la crisis financiera económica mundial se estrelló abiertamente contra todos en el 2008, el turismo también fue afectado al punto que también se decretó su muerte y luego éste y la economía misma, se recuperaron.

El Covid-19 ya ha causado víctimas entre las personas, pero también entre los negocios. La primera reacción de los empresarios turísticos pretendió, desatendiendo la emergencia de los desplazamientos, reducir precios de servicios tipo cruceros al 2×1, luego las aerolíneas jugaron una vez más con precios de vuelos a costo reducido cuando el libre tránsito aéreo parecía que podía persistir, pero tampoco ayudó; finalmente entre muchos, incluidas las líneas aéreas y los hoteles, se anunciaron la eliminación de cobros por los cambios de fechas y de las cancelaciones de reservaciones, pero la emergencia mundial ya era imparable.

Lo que queda es incierto. Podemos afirmar, sin duda alguna, que habrá una recuperación en algún momento, pero es imposible saber cuándo puede suceder eso.

EL turismo tiene muchas característica de las cuales mencionaremos tres: es altamente sensible (a catástrofes naturales, condiciones climáticas, guerras, conflictos sociales, índice de precios de las economías locales, etc.) tiene un efecto multiplicador de sus beneficios económicos (muchos agentes o actores turísticos, empresas e individuos que suplen servicios y productos se benefician igual que otros que no tienen en el turismo su fuente principal de ingresos pero que se benefician cuando el turista los busca por necesidades personales: médicos, supermercados, taxis, etc.) y

tercera característica, no es una necesidad primaria (el gasto de las personas puede destinarse al ocio y a la recreación que supone el turismo, pero se hace cuando otras necesidades han sido satisfechas primero, por ejemplo, la salud tal cual afirmó Maslow en la pirámide de necesidades del hombre).

Indudable que la vida es el valor más alto en la escala de valores de la humanidad. Queda sostener la vida, la salud, la seguridad y la economía. El turismo debe esperar su momento.

Luis Carlos Palazuelos Irusta
Sobre Luis Carlos Palazuelos Irusta 10 artículos
Lic. Luis Carlos Palazuelos Irusta Especialista en Turismo y Abogado 36 años de experiencia en el sector Turismo Móvil (506) 87129294 Email: info@allcostaricaadventures.com

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*