Alexander, panadero de Tacares: “Es una bendición poner el don al servicio de los demás”

  • Comenzó el oficio a los 13 años y, desde entonces, se levanta todos los días para que los vecinos puedan llevar el pan a la mesa.

Josué Paniagua Arias | josue@elsoldeoccidente.com

Luis Alexander Vargas Rodríguez es conocido en Tacares de Grecia por andar siempre con harina. Y no se confunda, porque no es millonario. Es el panadero, o pana como le dicen sus amigos, de su amado pueblo.

Sus días comienzan muy de madrugada. Se despierta a las 2:30 de la mañana, listo para encender el horno y preparar los 175 baguetes que, en promedio, vende por día (los fines de semana ese número asciende a 200). A eso se le suma los 70 diferentes productos que vende en su panadería y que prepara durante la semana, entre empanadas, gatos, palitos de queso, orejas.

Sus primeros pasos como panadero los comenzó a dar en 1984, siendo un adolescente de tan 13 años como asistente en la desaparecida panadería de ‘Chico’ Chaves, conocido por ser el único panadero del pueblo en aquel entonces.

Una mala administración llevó a la clausura de esta panadería a finales de la década de los 90. Durante cinco años, los tacareños se quedaron sin panadero, hasta que Alexander se animó a abrir un pequeño local al frente de su casa, que lleva por nombre La Casita del Pan y que se ubica 200 metros de la iglesia de Tacares, camino hacia Alajuela. Hace dos años decidió abrir un segundo local en la comunidad de Carrillos.

Actualmente tiene gente a su lado que le ayuda a sacar adelante el negocio, pero cuando comenzó su proyecto, como buen pequeño empresario, estaba a cargo de todo. Ya han pasado 18 años desde que se animó a emprender y, según asegura, en todo ese tiempo solo ha tenido una semana completa de vacaciones, pero no se queja.

Al contrario, Alex disfruta su trabajo y siempre se le ve con una sonrisa. Los últimos dos años han sido difíciles para él y su familia, pues su esposa está delicada de salud y los doctores aún no logran dar con un diagnóstico completo. “Ni los médicos saben cómo explicarlo y provoca dolores musculares muy severos que incluso le imposibilitan caminar”, explicó.

“Las fuerzas siempre fallan, uno se llega a cansar física y mentalmente. Yo estoy convencido de que, además de que Dios me hizo así (muy feliz), él es el fundamento en mi vida”, dijo.

Hoy, cerca de cumplir 50 años, sigue apasionado por su trabajo. Ya son 36 años de trabajar todos los días para que sus vecinos tengan pan fresco en la mesa.

 “Con el tiempo uno comienza a darse cuenta que el trabajo es un privilegio. Hubo un antes y un después de que Dios llegó a mi vida porque yo no valoraba las cosas. Es una bendición saber que el don que usted tiene en las manos puede ponerlo al servicio de los demás”, comentó.

“Yo nada más saqué sexto de escuela. No aproveché el estudio. Sé lo básico de la matemática y eso me ha ayudado a administrar el negocio”, agregó.

Alexander cuenta que, en tiempo de pandemia, le ha ido muy bien con la panadería. El pan es un alimento muy buscado por ser económico y esto ha sido una ventaja para él.

“Al pueblo de Tacares le digo muchas gracias por el apoyo. Aquí es donde nací y la gente siempre nos ha apoyado”, dijo.

“La panadería se llama Casita del Pan y tiene un propósito. Belén significa casa de pan y yo le dije a Dios que si me daba la oportunidad (de abrir el negocio) yo le iba a poder la Casita del Pan porque iba a ser un pequeño Belén. Si la gente pregunta, es una oportunidad para reflejar a Dios en lo que hacemos. Por eso digo que Dios está en todo”, concluyó.

Josué Paniagua
Sobre Josué Paniagua 161 artículos
Licenciado en Producción de Medios graduado de la Universidad Latina de Costa Rica. Se ha especializado en la gestión de prensa mediante la ejecución de estrategias de comunicación para compañías como Nestlé, Scotiabank, Suzuki, Clínica 20/20, LG, entre otras. | FB@josue.paniagua | IG@jspnr | Twitter@jspng | Twitter@jspng | LinkedIn

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*