Aviturismo-Birdwatching con niños

Por Lic. Luis Carlos Palazuelos |info@allcostaricaadventures.com

Hace poco, mientras preparábamos un trabajo sobre aviturismo, tuvimos que analizar las ventajas para los niños cuando practican aviturismo con sus padres. Al final, el resultado fue tan interesante que lo queremos compartir en este medio.

Hay muchas razones por las cuales hacer Birdwatching con los niños es muy aconsejable. Veamos algunas:

  • -Nuevas conexiones neuronales: madrugar, salir al bosque, estar atento a sonidos y a cantos, prestar atención a movimientos y siluetas, respirar aire puro pero también sentir fragancias naturales de plantas y árboles, etc., permiten a los niños lograr tales conexiones.
  • -El desarrollo de los sentidos de los niños principalmente de la vista y el oído se pueden lograr con las giras aviturísticas por motivos lógicos, ver pájaros-reconocer cantos; además, está presente la coordinación ojo-mano, por ejemplo cuando se ve a simple vista un ave e inmediatamente se llevan los binoculares a los ojos, sin perder altura y dirección, para focalizar sin tener que buscar de nuevo el objetivo.
  • -El beneficio del movimiento o actividad física en caso de salidas fuera de la residencia; incluso estando en un parque hay movimiento, desplazamiento, acción y eso está demostrado que genera beneficios para el cerebro.
  • -Al ser una actividad al aire libre ya representa un hecho divertido para los niños por la emoción que aún en adultos causa un paseo o un viaje, incluso cuando el destino puede ser repetido. Cambiar aire y panorama es motivador.
  • -Fortalecimiento de los lazos parentales al estar involucrados los padres y los hijos en una misma tarea, afición o diversión.
  • -Sentimiento de comunidad que se sostiene con la interacción con los miembros de la familia, con quienes nos acompañan sean amigos o conocidos, miembros de un club o un tour.
  • -Sentimiento de logro o éxito una vez que se propuso un objetivo: número de avistamientos, número de individuos, número de especies, etc. Ante el reto que se propone en cada salida, la satisfacción de alcanzarlo alegra el espíritu (de competencia) pero también favorece la autoconfianza.
  • -Lograr un contacto y conocimiento de la naturaleza con el objeto de entenderla pero también de valorarla. La naturaleza y sus elementos se materializan fuera de los libros del colegio, de las pantallas de la televisión o de cualesquier dispositivo electrónico.
  • -Se trata de una actividad sana y divertida más allá de los resultados.
  • -Ante un menú amplio de posibilidades, no es una actividad necesariamente cara. No supone una gran inversión compartir lo que se tiene (lo que tienen los padres) como binoculares, guías, cuadernos, aplicaciones de celulares, etc. Salir a una plaza arbolada, a la periferia de la ciudad, a un parque o área protegida cercana, no debe representar una inversión muy costosa.
  • -Confirmar que si los niños conocen a las aves y a la naturaleza su concepto y valoración de la misma será alto y si se conoce se quiere y si se quiere se protege.

Dice Andrea Miller en un artículo del portal www.birdwatchingdaily.com:

Another reason to want to share the joy of birds with children is because, right now, the world needs green-thinking like never before, and a love of birds will spontaneously spill over into a desire to protect the wild spaces that birds live in. Children have such a good sense of what’s fair and right. Educate them about how their actions have an impact and empower them to make positive changes.

Otra razón para querer compartir la alegría de los pájaros con los niños es que ahora mismo el mundo necesita un pensamiento verde como nunca antes y el amor por las aves derrama espontáneamente el deseo de proteger los espacios naturales donde ellas viven. Los niños tienen un buen sentido de lo que es justo y correcto. Hay que educarlos sobre cómo sus acciones tienen impacto  y empoderarlos para que hagan cambios positivos. (Traducción libre del autor)

Muchos hablan de una conexión natural entre niños y naturaleza. Muy posiblemente el lector ha visto un video (o más de uno) donde se observa un niño quizás de dos años jugando con una pitón (piense en una boa o una anaconda), y lo hace sin el menor temor. Quienes han criado niños pequeños saben de su atracción natural por perros y gatos y la lista de animales puede aumentar mucho. Si para los adultos el vuelo, los colores y los cantos de las aves son atractivos, ¿por qué no para un niño?

Entre los objetivos del Birdwatching está la conservación de la naturaleza, entonces nos preguntamos: ¿por qué no empezar a procurar este objetivo motivando a los niños pequeños a practicar esta actividad? Más temprano comenzamos, más temprano lograremos el objetivo señalado.

Luis Carlos Palazuelos Irusta
Sobre Luis Carlos Palazuelos Irusta 10 artículos
Lic. Luis Carlos Palazuelos Irusta Especialista en Turismo y Abogado 36 años de experiencia en el sector Turismo Móvil (506) 87129294 Email: info@allcostaricaadventures.com

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*