Confinamiento por COVID-19 aumenta casos de quemaduras en niñas y niños

  • Descuido de las personas adultas sigue siendo la causa número uno de estas situaciones.
  • Campaña “Una quemadura debe prevenirse” busca informar sobre las medidas de prevención en el hogar.
  • A junio los casos alcanzan los 176 niñas y niños.

Anyelin Campos | acampos@elsoldeoccidente.com

NACIONAL | Los periodos de vacaciones escolares, cuando las niñas, niños y adolescentes se encuentran más en los hogares, han sido históricamente momentos en los que se incrementan los casos de quemaduras en esta población, lo mismo ha sucedido con la emergencia nacional causada por el COVID-19 que ha provocado que permanezcan en sus casas.

Esta situación incide en un aumento de los casos, llegando incluso a colapsar los servicios de atención de la Unidad de Quemaduras del Hospital Nacional de niños en los últimos meses.

Bajo esta realidad, la Asociación Sobreviviendo a Quemaduras del Hospital Nacional de Niños (ASOQUEM HNN) y el Patronato Nacional de la Infancia (PANI) lanzan la campaña “Una quemadura debe prevenirse”, que busca informar a madres, padres y cuidadores de niñas y niños sobre cómo acciones cotidianas y sencillas en el hogar pueden marcar la diferencia en la prevención de quemaduras.

“El confinamiento ha provocado que las niñas y niños permanezcan en sus casas y ellos por naturaleza son curiosos, por lo que es responsabilidad de las madres, padres y cuidadores velar por su seguridad,  evitando situaciones que pongan en riesgo su vida. Por eso estamos haciendo este llamado a la prevención y recordando medidas muy fáciles de poner en práctica para evitar las quemaduras”, explica el doctor Carlos Siri Adema, representante de ASOQUEM.

Además, añade que: “en caso de una emergencia por quemadura los adultos deben acudir al centro de salud para que la niña o niño sea valorado y tratado correctamente. Nunca deben utilizar remedios caseros como pasta de dientes, café o aloe”.  

Los principales casos de quemaduras en las niñas, niños y adolescentes se dan por situaciones de descuido relacionadas con líquidos calientes, cables y extensiones eléctricas en mal estado, baños con agua a altas temperaturas, utensilios de cocina calientes, pólvora y alimentos extremadamente calientes.

Descuido es el principal enemigo. El descuido y negligencia, tanto en la prevención como en el abordaje de una quemadura, son los principales enemigos en estas situaciones de riesgo.

“Todos los adultos responsables de niños, niñas y adolescentes están obligados a tomar las medidas preventivas necesarias para disminuir o mitigar los riesgos de una quemadura, sino lo hacen, se podría estar ante un abuso por negligencia porque se priva a las niñas, niños y adolescentes de cuidado y protección al que tienen derecho. Controlar las situaciones que puedan representar un riesgo para ellos y ellas es posible. Hagámoslo”, indicó la Ministra de la Niñez y la Adolescencia, Gladys Jiménez.

La campaña “Una quemadura puede prevenirse” estará al aire a partir del 3 de setiembre y hasta el 3 de octubre en medios. También se habilitará el sitio web: www.prevengamosquemaduras.com donde habrá documentos, videos y consejos sobre cómo prevenir las quemaduras y un test para medir si la casa es segura para prevenir quemaduras.

Acciones diarias que previenen quemaduras:

  • Mantenga la supervisión de sus hijos en todo momento.
  • Supervise el estado de los cables y tomacorrientes. No deje sus objetos eléctricos con cables sueltos que las niñas y niños puedan jalar. Los enchufes deben permanecer cubiertos.
  • A la hora del baño de los bebés recuerde que el agua debe estar tibia y no caliente. Coloque la tina sobre una superficie estable, no sobre la cama.
  • Establezca zonas prohibidas para la estadía de las niñas y niños y vigile que efectivamente nunca estén cerca de áreas como la cocina, mesas con líquidos calientes, motores, etc.
  • Nunca cocine, planche o sostenga líquidos calientes mientras carga a una niña o niño.
  • Gire los mangos de ollas y sartenes de manera que las niñas y niños no puedan alcanzarlas.
  • Mantenga los dispositivos que generan calor como planchas de pelo y secadoras fuera del alcance de las niñas y niños.
  • No deje que sus hijos jueguen ni estén cerca de la pólvora.
  • Pruebe la temperatura de los alimentos antes de dárselos a las niñas y niños.
  • En el caso de una quemadura coloque el área bajo el agua por 15 minutos y acuda al centro médico.
Anyelin Campos
Sobre Anyelin Campos 895 artículos
Periodista y Lic. en Comunicación, con 4 años de experiencia en el ejercicio del periodismo. Contactos: ☎️Móvil: (+506) 8979 3627 ✉️E-mail: acampos@elsoldeoccidente.com Twitter@anyelin94

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*