Interpretación ambiental en Turismo

Lic. Luis Carlos Palazuelos Irusta | info@allcostaricaadventures.com

Hace un par de semanas y a propósito de un curso de estos que son famosos en la actualidad (por una plataforma de video), se afirmó, a propósito de la interpretación ambiental con y para turistas, que tal interpretación es una actividad académica.

Foto: Cortesía de Adetur

Para los menos involucrados en la materia, debemos decir que la interpretación ambiental es aquel ejercicio (otros dirán técnica) por el cual la información científica, interesante o anecdótica sobre la naturaleza, se transfiere de una manera sencilla y siempre agradable a un auditorio vario, pinto, heterogéneo, de varias edades y de diversos intereses.

En nuestra opinión, la maestría del guía de turismo, su profundo conocimiento y sus dotes de orador en un ambiente natural, no son incompatibles con una actividad eminentemente recreativa, no académica.

La idea no es que el guía de turismo sea un biólogo, aunque muchas veces lo es, particularmente en el caso de Costa Rica; tampoco se trata de que un biólogo se vuelva guía de turismo aunque eso también es posible. En el fondo, sea el caso del curso de referencia y en el caso del presente artículo, lo que queremos resaltar de la interpretación ambiental en turismo es la motivación que genera el discurso (speech en inglés) y sus alcances.

Veamos el asunto en detalles específicos.

  • Desde la perspectiva del turista, ¿acaso un turista se apunta a un paseo por el bosque o la selva con la intención de recibir una lección académica?
  • Desde el punto de vista del guía de turismo, ¿acaso el guía se pone en la posición de un docente y con un lenguaje científico descarga información presumiendo de su conocimiento?

Las respuestas  a ambas preguntas, según nuestro criterio, pasan por la motivación y el alcance de esta práctica llamada interpretación ambiental con y para turistas; el turista va motivado por la distracción, la aventura, el salir de la rutina, el disfrute de un espacio natural y el conocimiento y todos motivos son resultado del uso del tiempo de ocio o tiempo libre, que en palabras más comunes se traducen en paseo, turismo o excursión.

En el caso del guía de turismo, éste se presenta ante su auditorio con el objetivo de que todas las anteriores expectativas, distracción, aventura, salir de la rutina, disfrute del espacio  natural y conocimiento, se alcancen.

La calidad de un producto o de un servicio se mide, en primera instancia, a partir de alcanzar las expectativas del cliente y en un tour de cualquier tipo se trata de eso mismo, de que el cliente obtenga lo que busca.

Entonces, afirmar que la interpretación ambiental para turistas en un ejercicio estrictamente académico no es correcto.

De manera casi contemporánea (la verdad hubo una o dos semanas de diferencia entre el caso que relatamos y lo que ahora diremos), un reconocido empresario e intelectual costarricense en su blog personal contaba que cuando el turismo en Costa Rica despegaba, pensaron que sería importante contar con la participación de biólogos y científicos para guiar los tours de naturaleza en el país. El tiempo les demostró que eso no era cierto, que los turistas querían ante todo pasar unas buenas vacaciones. Esta experiencia profesional de casi cincuenta años tiene el peso específico para tomarse muy en cuenta y la nuestra, con más de treinta y cinco, la comparte.

En vista de lo anterior, lo académico, teórico, científico no fue ni es una prioridad para la mayoría de los turistas, salvo los turistas y grupos especializados en la modalidad del Turismo Científico como no podría ser de otra manera.

Hemos dicho también que el discurso tiene un alcance, es decir, hasta dónde el guía de turismo transmite información. Esta característica del trabajo del guía de turismo se logra y se perfecciona con la experiencia. En todo grupo hay un nivel de interés sobre temas específicos que se mide a medida que se transmite la información. Si bien el guía crea el interés, las personas tienen un límite para asimilar lo que se les dice. Por lo tanto, por más conocimiento que tenga el guía y por más profundidad que quiera darle a los temas que trata, digamos vulcanología, agricultura, historia, caficultura y muchos otros, el interés científico del promedio de las personas no da para una clase magistral.

En conclusión, un grupo de turistas en un tour por la selva o cualesquier ambiente natural quiere pasar un buen momento, tomar fotos, respirar aire puro, dejar atrás las prisas y ruidos, conocer otras personas, alegrarse en un ambiente relajado y aprender algo nuevo. Cuando quiera adquirir conocimiento científico sobre naturaleza comprará un libro de autor o autores reconocidos, verá un video serio, se inscribirá a un curso específico o iniciará una carrera sobre ciencias naturales/ambientales/biológicas.

La idea es disfrutar del turismo.

Luis Carlos Palazuelos Irusta
Sobre Luis Carlos Palazuelos Irusta 10 artículos
Lic. Luis Carlos Palazuelos Irusta Especialista en Turismo y Abogado 36 años de experiencia en el sector Turismo Móvil (506) 87129294 Email: info@allcostaricaadventures.com

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*