Parque de Palmares y su quiosco, son ahora, Patrimonio Histórico Arquitectónico de Costa Rica

  • Parque Simón Ruiz se consolidó en década de 1920, quiosco data de 1935.
  • Ley de Patrimonio Histórico Arquitectónico garantiza conservación del espacio público con sus características y valores patrimoniales.

Anyelin Campos | acampos@elsoldeoccidente.com

PALMARES | Así lo publicó el pasado 23 de octubre el Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio Cultural Costa Rica, y es que los parques son el corazón de las ciudades, son espacios para la reunión de ciudadanos de todas las edades y, aunque en el contexto actual impone límites, sin duda los palmareños volverán a disfrutar de su especial parque, pero ahora de manera diferente, con la consciencia de que deben cuidar y preservar un patrimonio nacional.

Si hay algo que caracteriza al Parque Simón Ruiz de otros, es la espesura de su vegetación y los muchos animalillos que cobija; además de un pequeño y hermoso quiosco que han sabido conservar desde su construcción en 1935.

Este tesoro palmareño se volvió, recientemente, en un tesoro nacional con el reconocimiento de Patrimonio Histórico-Arquitectónico del país, según el decreto Nº 42494-C. Al quedar amparado por esta ley, los palmareños tienen garantizado la conservación de las características que le valieron la declaratoria.

“Con la declaratoria, la Municipalidad de Palmares debe seguir dando el mantenimiento tal y como lo han venido haciendo. No tienen que pedir permiso para su uso, pues siguen siendo sus propietarios, únicamente si quisieran construir estructuras nuevas, deben solicitarnos autorización y nuestros técnicos asesorarán. Los palmareños podrán continuar disfrutando de ambas estructuras, sencillamente quedan protegidas para que en el futuro no puedan ser demolidas o alteradas abruptamente”, destacó Diego Meléndez, director del Centro de Patrimonio Cultural.

Si bien la solicitud de declaratoria fue realizada por la Municipalidad únicamente para el quiosco, “éste no podría entenderse sin su entorno inmediato, en vista de que ambos son parte constitutiva de ese espacio que conocemos como Parque Central de Palmares. Por tal motivo, una declaratoria del quiosco dejando por fuera el resto del parque, supondría no proteger un entorno integral que es el que define ese conjunto de uso público que llamamos parque”, argumentaron los técnicos del Centro de Patrimonio Cultural, encargados del estudio para la declaratoria.

Parque Simón Ruiz. Palmares

Según determinaron el historiador y la arquitecta del Centro de Patrimonio Cultural, el sitio reúne los valores arquitectónico, contextual, urbanístico, histórico, simbólico y cultural que justifican su declaratoria, de modo que de ahora quedó protegido por la Ley 7555 Patrimonio Histórico Arquitectónico de Costa Rica y su reglamento.

“El parque posee valor cultural no solamente por su antigüedad, sino también por constituirse en un espacio imprescindible para la comunidad de Palmares. Punto focal de la trama urbana y elemento insustituible del entorno de la iglesia parroquial. El parque ha sido testigo del desarrollo urbano de la ciudad y parte esencial en la conformación de la identidad cultural del palmareño. No debemos olvidar que el sitio, además de servir para el esparcimiento de la población, también ha sido esencial para la celebración de importantes efemérides en la comunidad”, indica el texto.

Según estos profesionales, el parque Simón Ruiz Elizondo (1924) y su quiosco (1935), conforman un inmueble que se ha mantenido auténtico desde su concepción, respetando sus rasgos formales y muy importante para el parque; su vegetación.

El Parque Simón Ruiz se encuentra inmerso en un sector del cantón cuyo desarrollo urbano se generó en sus alrededores, consolidándose como el centro de interacción social más importante, por esta razón es que fue declarado patrimonio bajo la categoría de monumento.

Durante la administración de Ricardo Jiménez Oreamuno (1932-1936), las autoridades municipales de Palmares realizaron ingentes esfuerzos y trámites con el objetivo de incluir dentro del presupuesto del gobierno una partida para la reforma del parque de la comunidad y la construcción de un quiosco para las retretas que ofrecería allí la Banda de Alajuela.

Según el libro actas Municipalidad de Palmares de 1935, el 7 de mayo de ese año se celebraron una serie de festejos populares en la ciudad con motivo de la inauguración del quiosco y doce banquetas o “pollos” de concreto. Los actos protocolarios fueron presididos por el entonces presidente de la República, Ricardo Jiménez Oreamuno.

Las actas municipales de 1944 indican que, como parte de las celebraciones de la Independencia, el 15 de setiembre de ese año el ayuntamiento decidió bautizar el parque con el nombre de Simón Ruiz Elizondo, ya que este ciudadano fue el promotor y principal impulsor de su creación, además, dedicó toda su vida a su cuidado y mantenimiento.

Parque inspirado en un jardín francés con un quiosco de influencia neoclásica. El parque tiene un diseño propio de los parques urbanos localizados dentro de una ciudad como lugar de esparcimiento. Los jardines, por su disposición, retoman elementos característicos del jardín francés.

El quiosco diseñado por Barrantes es una planta octogonal en concreto armado con cuatro accesos demarcados por una escalinata cada uno, que originalmente tuvo maceteros al inicio del barandal. Cuenta con ocho columnas soportadas sobre un podio y rematadas en su parte superior por un entablamento decorado con relieves que presentan formas de copones, guirnaldas y perfiles de rostros humanos. Por dentro están pintados los nombres de los distritos y posee un cielo raso decorado que no corresponde al diseño original.

El piso se compone de losetas de mosaico pequeñas, de forma hexagonal y de color marrón. Su cubierta también en concreto armado retoma la forma octogonal de la planta y remata en su parte central con una linterna, la cual aporta jerarquía a nivel volumétrico.

Anyelin Campos
Sobre Anyelin Campos 1035 artículos
Periodista y Lic. en Comunicación, con 4 años de experiencia en el ejercicio del periodismo. Contactos: ☎️Móvil: (+506) 8979 3627 ✉️E-mail: acampos@elsoldeoccidente.com Twitter@anyelin94

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*