“A Dios hay que creerle, aún en los momentos difíciles”

Cantante ramonense Carolina Paniagua Sánchez busca
superar un derrame cerebral. “Caro” ya ha
enfrentado otras pruebas de salud.

Harold Brenes Zúñiga / haroldbrenes@gmail.com

A sus 33 años de edad, la cantante ramonense Carolina Paniagua Sánchez ha tenido que enfrentar varios problemas de salud que han puesto a prueba su fe. De todos ellos, hay un común denominador: Creer en Dios para lograr su recuperación.

Haber nacido con espina bífida, una caída jugando baloncesto que causó una fisura en el arco vertebral, una espondilolistesis (desplazamiento de una vértebra en la columna) y más recientemente un derrame cerebral han sido parte de su historia de vida, tomada de la mano de Dios para superar cada una de estas situaciones.

Pero los retos de fe no solo han estado en el tema de la salud: las pérdidas en un periodo muy corto de tiempo de sus padres, Reynaldo Paniagua y Martha Sánchez, también impactaron su vida.

A pesar de todas estas circunstancias, la talentosa cantante sigue adelante, llena de optimismo y como dice ella “aun así me sienta quebrantada o tocando fondo, confío y le creo a Dios que nuevamente sacará bandera por mí”.

“La gente dice que cree en Dios, más que creer en Dios es creerle a Dios y no cuestionarle ningún proceso.  Las fuerzas me las da la fe y convicción de que Dios hace su obra en mi para salir de esta como he salido de otras”, explicó Paniagua.

Pruebas superadas con fe

“Nací con espina bífida, siempre fui deportista y me afectaba, hasta que a los 14 años jugando baloncesto en Juegos Nacionales me botaron y cambió todo al fisurarme el arco vertebral”, recuerda Carolina sobre esa primera prueba en su salud.

Posteriormente en un accidente en el 2008, se fracturó más hasta llegar a una espondilolistesis en el 2011 y en el año 2013 tras un recurso de amparo le realizan La Artrodesis lumbar.

“La recuperación fue un mes en bloque y dos meses de terapias intensivas. Aunque estaba débil porque una semana antes salí de estado coma luego de 1 mes internada, producto de una bacteria intestinal”, comentó.

Según explicó, lleva 3 años entre especialistas tratando de encontrar la causa de lo que ella llama presión arterial “rebelde” y nada ha sido efectivo. Fue en médico especialista en endocrinología quien mediante un tac abdominal detectó unos ganglios en el colon.

“El 28 de agosto sufrí un pre-infarto y un derrame en el ojo y lado derecho de la cara. El 2 de setiembre me encontraron en el suelo y paralizada. Al despertar en el Hospital ya había sufrido un derrame cerebral y con hemiparesia (parálisis del lado derecho del cuerpo)”, recordó.

Carolina dice que la recuperación “gracias a Dios es un éxito, desde el día uno busqué terapias y como Terapeuta del Lenguaje ya sabía un poco lo que enfrentaba y mi hermana me ayuda también. Hoy por la Gracia de Dios puedo hablar y caminar mejor. Poco a poco y con pasos de Fe”, afirma.

Perdió a sus padres en un corto tiempo

Carolina reconoce que han sido muchos duelos seguidos, muchas pérdidas asociados también a estrés y preocupación, como parte de las razones que pudieron inducir el derrame.

“Tanto papi como mami fueron unos pilares muy importantes en mi vida, pero Reinaldo Paniagua fue el hombre de mi vida, mi modelo a seguir, un hombre estricto, pero admirable. Un hombre lleno de amor hacia los demás. Un hombre respetable y honrado. La muerte de mi mamá fue dolorosa, pero luego de morir mi papá ya nada me duele igual”, recordó Carolina.

Reynaldo Paniagua y Martha Sánchez, padres de la cantante ramonense Carolina Paniagua Sánchez

Aunque el dolor ha sido muy fuerte, la cantante continúa adelante con su vida. Aunque estudió Terapia del Lenguaje, Voz y Habla no ejerce en este momento.  Además, es Ejecutiva de Ventas y vocera de prensa, labor que combina con ser Coach Vocal y productora y presentadora de su programa Tips Al Aire.  Junto a su hermana también está promoviendo una línea de chileras caseras.

Como parte de su trabajo en este 2020, Carolina grabó dos vídeos musicales Serenata a mamá (dedicada a sus padres) y Brindis (plasmando su vida).  Ella comenzó a cantar desde los 5 años y ya lleva 13 años siendo parte del grupo nacional Taboga Band.

“La mayoría de jóvenes viven creyendo que Orar y/o agradecer a Dios no es asunto de ellos, pero mi mensaje es que así sientan que el mundo se les viene encima NO dejen de creerle a Dios y algo muy importante honren a sus padres que es la mayor bendición”, concluyó.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*