Turismo Conservación y una taza de café

Lic. Luis Carlos Palazuelos Irusta
Adetur Costa Rica
info@allcostaricaadventures.com

Es evidente que nuestras acciones y nuestras omisiones traen consecuencias. Por ley física sabemos que a toda acción le corresponde una reacción. Lo que no es evidente y lo que muchos no saben es que, muchas veces las consecuencias de nuestros actos o la reacción (efecto) de nuestras decisiones, tienen resultados que no esperamos y menos imaginamos.

En un país cafetalero como Costa Rica, es sabido que la calidad del café aumenta cuando es de altura y además sombreado. Hasta aquí, estamos en presencia de un tema muy conocido, pero  ¿qué hay sobre los árboles que sombrean al café?  Lo que muchos no consideran cuando beben un café de calidad, es que los árboles que dan la sombra al café también cumplen otra función que redunda no solamente en beneficio del medio ambiente, el paisaje y la evitación de la erosión, sino además ayuda a los pájaros y con ellos a seguir posicionados mundialmente como un destino de Birdwatching (Observación de Aves) de primer nivel.

Los árboles que cuidan al café también cuidan a los pájaros: les dan refugio, descanso, protección y lo ideal es que, según sean los árboles, también les den sustento alimenticio ya sea vía insectos o frutos.

Parafraseando lo que dice la Biblia cristiana, “Quien dice que ama a Dios pero no ama a su hermano, es un mentiroso”,  podemos afirmar que quien dice que ama a los pájaros (birdwatching u observación de aves) y no hace nada por favorecer la plantación, cuidado y/o protección de los árboles, realmente no los ama.

No vamos a ser exagerados o pedir la luna sugiriendo plantar árboles, que realmente no es un acto ni imposible, ni oneroso, ni fuera de sitio, pero como sugiere un reciente artículo de The Cornell Lab of Ornithology*, ¿acaso no podemos comprar un café de un cafetal donde se preocupan por sembrar árboles que le dan sombra a su producto pero que al mismo tiempo se plantan con la idea de proteger a la avifauna, permitir su reproducción, alentar una actividad de conservación, etc.? Dicho artículo señala la existencia de una certificación concedida por el Smithsonian’s National Zoo and Conservation Biology Institute ante el alarmante dato que señala que en el planeta ¾ partes de los cafetales no son sombreados; la conclusión debe ser alentar la producción de café que además proteja el medio ambiente y en él a las aves.

Seguramente hay árboles que congenian mejor que otros con los cafetos, debemos suponer que los ingenieros agrónomos involucrados en las actividades agrícolas de producción cafetalera saben qué especies pueden generar la sombra que se necesita pero, luego de visitar muchos cafetales, nos damos cuenta que no en todos se aporta a la conservación de la riqueza “avifaunística”.

Los consumidores en general, a veces no son conscientes del poder que tienen. Muchos compramos un producto x pensando en el precio, otros lo hacen pensando en la recomendación de la publicidad, otros tantos se dejan llevar por una “oferta” y los hay quienes son felices con un empaque atractivo y punto.

A la fecha, no conocemos un empaque en el que con colores llamativos se nos informe que además de ser café de altura y de ser sombreado, es un café que promueve o protege la conservación de aves. Podemos equivocarnos con esta última afirmación pues no hemos probado todos los cafés que existen en el mercado pero como consumidores estaríamos dispuestos a aportar con un proyecto como el que recomendamos. (la página de la certificadora del Smithsonian no tiene ninguna finca cafetalera certificada en Costa Rica bajo la categoría de Bird Friendly Farm)

De parte de los productores es también una estrategia comercial que puede ser aprovechada.

En los últimos meses, se ha insistido mucho en la temática de la innovación que toca por igual al sector turístico como al comercial. Innovar en Birdwatching no es nuestro objetivo en este artículo, pero en lo comercial, la estrategia de promover acciones a favor del medio ambiente y etiquetarlas nos parece una buena opción y como ya hemos dicho café-árboles-pájaros (Birdwatching) son un trinomio altamente considerable.

Es por todos conocida la campaña que pretende evitar el consumo de productos que incluyan aceite de palma por el daño al hábitat de los orangutanes, incluso un producto muy famoso que tiene como base la avellana se ha visto amenazado por el “boicot” que se ha pretendido hacer desde algún tiempo atrás. Lo que mostramos como alternativa es más bien promover el consumo de un producto, en este caso el café, que promueva acciones propias en favor de la naturaleza.

Al final, la decisión la toma el productor y el consumidor. ¿Usted qué opina?

*https://www.birds.cornell.edu/home/

Seven Simple Actions to Help Birds

Fotografia

Josue Gonzalez

III Concurso de Fotografia Turistica Inclusiva

Categoria Manifestaciones Culturales

“Y se acabo el Café”

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*