¿Cómo construir un presupuesto familiar?

Business women are checking the company performance chart.She hold the graph in hand and taking notes in the book.

“Gasta siempre una moneda menos de lo que ganas”.

Andrés Castro | acastro@elsoldeoccidente.com

SAN JOSÉ. Papel y lápiz en mano, pues muy bien dicen que “lo que no se mide, no se mejora”. En tiempos difíciles es cuando mayor empeño se debe tener en la gestión de los ingresos económicos. 

Ahora, en términos prácticos y acordes con la tecnología, lo ideal es crear un documento de Excel al que se pueda acceder continuamente, con una serie de variables: 

Paso 1 “Ingresos”:  Anote todas las entradas de dinero con las que cuenta su hogar: salario, pensiones, negocios, ingresos pasivos, entre otros. Si tiene un emprendimiento esporádico, estos ingresos no se contemplan, ya que al ser tan variable es mejor decidir el destino de este ingreso hasta el momento en que lo tenga.

Paso 2 “Ahorro”: Defina un monto a guardar cada mes. Es importante que le ponga un objetivo para que tenga una motivación para mantenerlo: la cocina nueva, viajar, la prima del carro o la casa, entre otros.  

Paso 3 “Gastos”: Si bien los ingresos los tenemos claros, los gastos son más difíciles de controlar. Existen tres tipos de gastos y es primordial que registre cada uno de ellos.

·         Gastos fijos: Son todos aquellos que no podemos dejar de pagar. Estos gastos si o si debemos de pagarlos, porque dejar de hacerlo afectaría al hogar. En estos está: el ahorro, el alquiler y las cuotas de los préstamos.

·         Gastos variables: Estos gastos sí se puede reducir y hasta eliminar dependiendo de la necesidad del mes. Aquí se incluyen: la factura eléctrica, consumo de agua, transporte, ropa, víveres, provisiones u otros. 

·     Gastos discrecionales: Estos son los “gustitos”. Dependiendo de la situación económica debemos eliminarlos para evitar deudas. Algunos son: viajes, cable, cine, actividades de ocio, comidas fuera, entre otros.

Paso 4. “Sumar, restar y analizar”: En una economía sana los ingresos deben ser mayores que los gastos, y esto solo sucede si aplica el concepto “gasta siempre una moneda menos de lo que ganas”.

Si sus gastos superan sus ingresos, debe poner manos a la obra y buscar la forma de equilibrar la balanza, mediante mayor recorte de gastos o la búsqueda de ingresos nuevos.

“El presupuesto es el registro de todos nuestros ingresos, menos el ahorro y nuestros gastos. Una fórmula muy sencilla, pero que permite saber con exactitud cuáles son sus fortalezas y debilidades económicas, además tiene un adecuado control y seguimiento de los gastos”, recalcó Kimberly Quesada, jefa del programa de asesoría financiera de Coopenae. 

Sobre Andrés Castro 843 artículos
Periodista. 6 años de experiencia en radio, prensa escrita y producción de contenido para redes sociales. ☎️Tel: 506 8950 7516 ✉️E-mail: acastro@elsoldeoccidente.com Twitter@castroandres24

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*