LA VOLUNTAD PARA HACER BIEN LAS COSAS EN TURISMO

EN COSTA RICA

Elsy Bonilla / Wilson Rojas 
https://www.facebook.com/coatitourscr

Cada uno de las personas que estamos involucradas en turismo, debemos tener la voluntad de iniciar el 2021 con la mayor energía y ganas de salir adelante, con una mentalidad objetiva,   en el año con un gran significado para un país como Costa Rica, el llamado año del Bicentenario, donde se cumple el 200 aniversario de la Independencia.

Enero es el mes propicio para hacer un alto en nuestra mente, y reflexionar sobre lo aprendido y elaborar la estrategia ha seguir para que este 2021 sea un año de bendición, de prosperidad, de nacimientos para proyectos estancados, agradeciendo por las  oportunidades que se presentan, promover nuestro país con todos sus activos turísticos, también ser ejemplo para otros de que el trabajo realizado vale la pena, dando testimonio de que  la perseverancia y solidaridad dan sus frutos, empoderar a familiares, vecinos, a ser líderes y guías, mentores para todas aquellas personas que están ahí esperando a dar el paso,  y seguir el ejemplo, accionar y empezar su emprendimiento, asociarse y crear alianzas estratégicas, que beneficien a varias familias y por consecuencia a varias comunidades, amparadas a un desarrollo sostenible, a un turismo responsable y solidario, donde el mayor atractivo será el ser humano con sus cualidades: calor, servicio al cliente y empatía. Y es precisamente ese, el deseo de cada una de las y los ciudadanos de sentir esa libertad de accionar, de pensamiento, de emprender y de seguir cultivando un legado para los niños y niñas que vienen atrás. Es una responsabilidad que como país verde, con el conocimiento de energías limpias, de sostenibilidad y de conservación de los bosques, debemos heredar a nuestros hijos e hijas.

La voluntad de hacer bien las cosas,  abarca a toda la cadena de valor, a cada persona, a cada familia empresaria, a los gobiernos locales, simplificando los trámites para el ejercicio de la actividad turística, voluntad de los diputados y diputadas en promover y aprobar proyectos de Ley que beneficien al sector turismo, la banca estatal debe practicar esa buena voluntad para apoyar a las pequeñas y medianas empresas,  y la voluntad de los empresarios en fomentar el desarrollo humano, la capacitación continua de su personal, brindar oportunidades laborales.

La voluntad de organizaciones gubernamentales como el Instituto Nacional de Aprendizaje (INA), de capacitar a los prestadores de servicios turísticos en las necesidades actuales del mercado, el Instituto Costarricense de Turismo (ICT) como ente rector de la actividad turística en nuestro país de ser un facilitador para los empresarios de la promoción y divulgación del producto   y la voluntad de los medios de comunicación de facilitar los canales para que se den a conocer proyectos, capacitaciones, buenas prácticas de protección del ambiente y aumentar la visitación a los lugares turísticos que cumplan con los estándares de operación requeridos, y la voluntad del Gobierno como país, de ser referente a nivel internacional de una nación  identificada con la conservación de los recursos naturales, sin ejército, donde la educación de sus ciudadanos es la mejor arma, de una república soberana e independiente bendecida con recursos naturales.

Nuestro activo-aliado,  para salir adelante es nuestra mente, si cada uno de nosotros cree en sí mismo, desarrolla las virtudes que se tienen, invierte en su preparación, formación y cree en sus capacidades humanas, va a tener la voluntad de levantarse cada mañana para ser testimonio y ejemplo para muchas personas, para dar la milla extra en cada acción que se realiza, dignificar el trabajo u oficio que cada una de los mujeres y hombres de este país realizan, como embajadores del turismo.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*